Abren la casa de Luis Buñuel en Del Valle; presentan muestra por el 50 aniversario de la película 'Viridiana'

Publicado por Staff on Vie, 12/09/2011 - 18:55

La casa de la colonia Del Valle donde vivió el cineasta Luis Buñuel hasta su muerte en 1983, ahora convertida en una casa-museo por el gobierno español –que compró el inmueble a los hijos del notable cineasta, Juan Luis y Rafael--, fue inaugurada el pasado 5 de diciembre con una exposición dedicada al cincuenta aniversario de la película Viridiana, con la cual obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cannes y que constituyó la consagración de la actriz mexicana Silvia Pinal.

La casa fue adquirida este año por el Ministerio de Cultura de España y remozada para rescatar sus características y apariencia originales. “Realmente fuimos muy respetuosos con la casa, que ha quedado prácticamente tal cual estaba cuando Buñuel la habitaba”, dice Javier Espada, el curador de la exposición “Viridiana 50” que estará abierta al público hasta el próximo 31 de mayo de 2012. “El objetivo de la adquisición y rescate de la casa es el de crear un punto de encuentro entre España y México, no sólo en el ámbito cinematográfico, sino de cultura en general, al tratarse de tan destacado intelectual y escritor surrealista como Buñuel”, dice el especialista.

Cuenta que tras establecerse en México en 1946 y adoptar la nacionalidad mexicana tres años después, Luis Buñuel adquiere dos predios contiguos en una zona entonces poco poblada y encarga la edificación de su casa, en la que vivirá hasta el final de sus días, al arquitecto español Arturo Sáenz de la Calzada, compañero de la Residencia de Estudiantes. El arquitecto, siguiendo las indicaciones de Buñuel, empleó el ladrillo expuesto en el diseño del edificio, utilizado en México como un elemento nostálgico, que constituye una muestra sumamente representativa de la arquitectura española en el exilio. Años más tarde, Buñuel le pedirá al mismo arquitecto su colaboración para construir los dos capiteles en los que hace penitencia Simón del desierto y uno de los cuales se exhibe junto a la entrada de la Filmoteca de la UNAM.

La casa, ubicada en la cerrada de Félix Cuevas número 27, colonia Tlacoquemécatl del Valle de la delegación Benito Juárez --que aun conserva sus hiedras características en el jardín posterior-- constituye un importante espacio en el que Buñuel recibió a muchos amigos republicanos y exiliados como él mismo, entre los que se encontraban José Ignacio Mantecón, Eduardo Ugarte, Pepe Moreno Villa, Gustavo Pitaluga o Rafael Sánchez Ventura, pero también fue lugar de encuentro con intelectuales de la talla de Octavio Paz, Carlos Fuentes o Gabriel García Márquez. “Se trata de una casa llena de memorias”, pone el texto alusivo en la página Web www.viridiana50.com.

Se indica ahí que un edificio de esas características puede adecuarse para albergar una exposición permanente adaptada a los diferentes espacios de la casa, un proyecto museístico en el que los aspectos más importantes relacionados con la vida y la obra de Buñuel, pero también con su rico imaginario, cobren vida, permitiendo legar a las generaciones futuras la importante contribución al cine hispano-mexicano, tanto como a la cultura universal que constituye el conjunto de su obra, dentro de la cual, la llamada etapa mexicana, está siendo cada vez más valorada.

Desde marzo de 2006, Libre en el Sur ha propuesto reiteradamente que se dé el nombre del cineasta a la pequeña cerrada donde se ubica el inmueble, idea que recobra valor con la apretura de la Casa Buñuel. La casa y la exposición pueden ser visitadas todos los días de martes a domingo de las 12 a las 20 horas y la entrada es totalmente gratuita.

Deja un comentario: