Acusan defensores del patrimonio cultural daños al kisoco de San Pedro de los Pinos por parte de la Delegación Benito Juárez

Publicado por Staff on Mar, 10/17/2017 - 11:28

Integrantes del colectivo “Más arte Más cultura juntos por San Pedro de los Pinos” emprendieron la defensa del kiosco del Parque El Pombo de dicha colonia, pues consideran que las autoridades de la Delegación Benito Juárez lo están dañando gravemente.  

En una carta dirigida al jefe delegacional Christian von Roehrich, el pasado 11 de octubre, de la que Libre en el Sur tiene copia, los vecinos solicitan se suspendan supuestos arreglos del kiosco histíorico, toda vez que no cuentan con un estudio técnico suficiente para su restauración.

Lo hecho por la DBJ –acusan— es únicamente de “una remodelación estética, sin considerar que el kiosco data del siglo pasado y es considerada una obra acústica”, por lo que la restauración debe hacerse conforme a procedimientos muy específicos.

“Un kiosco es una construcción que envuelve un volumen de aire, cerrado pero dinámico que entrechoca entre él y contra una materia sólida. Que necesita de una interpretación para activarse, ya que esta pieza forma parte de la representación musical, porque capta la música y pasa a ser el último instrumento de la banda”, ponen en su carta Esther Macias y Paz, Joel Gerardo Díaz Sánchez, Jaime del Castillo Velasco Segura, Juan Pablo Geiger Padrón, Christian Rodríguez Álvarez, Juan Antonio Gurrola Pliego, Alma Delia Velasco  Ledezma, Raúl Molina Ledezma y María Guadalupe Santos Estrada. “Es una pieza arquitectónica fruto de un estudio acústico basado en la arquitectura de la música”.

Los firmantes refieren que la Carta Internacional de Venecia, en su artículo IX expresa que: La restauración de un monumento es una operación que debe guardar un carácter excepcional. Tiene como finalidad asegurar su conservación y revelar o restituir su valor, funciones y cualidades estéticas o históricas. Se fundamenta en el conocimiento profundo del monumento así como de la cultura y técnicas que le son relevantes. La restauración se funda en el respeto hacia la substancia original o antigua del monumento y sobre los documentos auténticos que le conciernen.

Sostienen que la petición se debe a que los trabajos que hace la DBJ preocupan a los vecinos, que el kiosco se encuentra “en alto riesgo de no ser restaurado como se encontraba originalmente”.

Los promotores del patrimonio culturan de San pedro de los Pinos recuerdan una declaratoria publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de marzo de 1994, mediante la cual las áreas verdes y espacios abiertos de los parques públicos ubicados dentro de la Delegación Benito Juárez conservarán ese destino. A la letra en declaratoria dice:

Sólo podrán realizarse obras nuevas en la medida en que tengan por objeto preservar o mejorar las áreas verdes y las destinadas a la recreación, cultura, deporte o esparcimiento para los vecinos, con la previa autorización de la Dirección General de Reordenación Urbana y Protección Ecológica; de la Delegación del Departamento del Distrito Federal en Benito Juárez; del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y del Instituto Nacional de Bellas Artes, de conformidad al ámbito de sus respectivas competencias, así como de la Junta de Vecinos, de la Asociación de Residentes de que se trate y de las organizaciones vecinales y sociales de la citada delegación, que se integren para coadyuvar a la preservación y mejoramiento de cada parque.

De tal forma, aseveran una restauración del kiosco deberá hacerse bajo los lineamientos dictados por una autoridad en obras artísticas como el INAHA,  el INBA o la Comisión Nacional para la preservación del patrimonio cultural de sitios y monumentos de CONACULTA, según corresponda.

“No estamos en contra de la restauración”, aclaran. “Solo pedimos se haga de manera correcta y con el restaurador correcto, competente y con experiencia en piezas de arte acústicas”. 

 

(En la foto, el kisoco de El Pombo, en 1906).

Deja un comentario: