Atribuyen vecinos falta de agua a ‘boom’ de obras irregulares… mientras gobierno capitalino le echa la culpa ¡a la CFE!

Publicado por Staff on Mié, 04/12/2017 - 14:09

Después de años de omisión por parte de las autoridades del gobierno capitalino, que ha priorizado la extracción de agua del subsuelo sobre la reparación de las tuberías por donde se va el 40 por ciento del agua, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) pretende enfrentar las críticas sobre la falta de suministro en la Delegación Benito Juárez con acusaciones al gobierno federal.

El propio gobierno capitalino no solo ha sido incapaz de frenar los abusos inmobiliarios, sino que solapa desarrollos faraónicos como Mytikah, en el pueblo originario de Xoco, y City Towers, en Santa Cruz Atoyac y General Anaya, que para los vecinos son las principales causas de que el agua cada vez más.

Frente a un creciente movimiento contra las obras irregulares en Benito Juárez, el propio jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha minimizado el impacto de estos desarrollos y afirma que, en cambio, contribuyen a través de la mitigación con el arreglo de las tuberías averiadas.

En un sondeo realizado entre seguidores de este periódico en Twitter, el 79 por ciento considera que la falta de agua en BJ está relacionada con las nuevas construcciones, mientras que solo el 8 por ciento opina que no tiene que ver una cosa con otra. Un 13 por ciento más considera que la afectación al suministro está “parcialmente” relacionada con el tema de las nuevas edificaciones.

Por el contrario, Sacmex culpó a la Comisión Federal de Electricidad y fallas en los pozos del Estado de México a la escasez de agua en colonias de Benito Juárez.

“Se informa que la deficiencia en el suministro de agua que afectó a varias colonias incluyendo la colonia Del Valle es debido a las interrupciones de energía eléctrica y fallas en los pozos del Sistema Lerma”, informó Sacmex en un oficio de Información Pública, de acuerdo con una nota publicada en el periódico Reforma este miércoles.

Francisco Ortiz Pinchetti, director de Libre en el Sur, se ocupó de la responsabilidad que tiene el gobierno de Mancera en el tema de la falta de agua. En su columna del 2 de diciembre del 2016 en el portal SinEmbargo, escribió:  

Dicen la verdad Miguel Ángel Mancera Espinosa y Ramón Aguirre Díaz cuando advierten que el recorte presupuestal para 2017 comprometerá el suministro de agua potable para la capital. Son, sin embargo, hipócritas el Jefe de Gobierno de la CDMX y el director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México al ocultar que ellos mismos, y sus antecesores de sucesivos gobiernos perredistas, no han hecho nada para atenuar los crecientes riesgos de una catástrofe hídrica en la ciudad, que está a 10 años de distancia: mañana.

Hace cuando menos 15 años de que se tiene registro comprobado de un desperdicio del 40 por ciento del suministro de agua por fugas en la red secundaria. Y durante todo ese tiempo, ni Andrés Manuel López Obrador, ni Marcelo Ebrard Casaubón ni el propio Mancera Espinosa en sus primeros cuatro años de gobierno han destinado recursos suficientes y de manera prioritaria a la rehabilitación de tuberías y a la segmentación de las mismas para al menos aliviar parcialmente ese criminal despilfarro, que según el propio SACM tomaría de siete a ocho años solucionar.

Aguirre Díaz detalló hace poco que unos 12 mil litros de agua se pierden por las fugas en los más de 13 mil kilómetros de tuberías en la Ciudad de México, lo que representa el 41 por ciento del líquido potable. La infraestructura integrada por pozos, plantas de bombeo y tanques de almacenamiento tiene más de 55 años de antigüedad y resulta ya obsoleta.

Mancera Espinosa y Aguirre Díaz utilizan ahora el tema para exigir mayores recursos federales y advierten con cierto cinismo del crítico agotamiento del acuífero de la ciudad, sobreexplotado, por lo que la extracción de agua mediante pozos es ya inviable. Olvidan sus propias culpas en algo que es dramáticamente cierto. No dicen que el gobierno de la capital ha fomentado por décadas la perforación de pozos de extracción a pesar de las alarmas encendidas por los especialistas.

(Foto: Tamara Zaragoza)

Deja un comentario: