La DBJ ni siquiera corrigió la nomenclatura de la calle del abuelo de Octavio Paz en Mixcoac para conmemorar el centenario del poeta

Publicado por Staff on Lun, 03/31/2014 - 19:27

Mudos como suelen quedarse cuando se trata de legados culturales, el delegado panista Jorge Romero Herrera y su equipo se quedaron al margen de las celebraciones del centenario de Octavio Paz, a pesar de que el insigne poeta y único premio Nobel de literatura mexicano vivió su niñez y adolescencia en Mixcoac, uno de los barrios con mayor tradición de la delegación Benito Juárez.

Y no sólo no se hizo referencia alguna al efemérides en el entorno de la Plaza Valentín Gómez Farías, en el barrio de San Juan, frente a la cual se encuentra la casa en la que creció, donde al menos se pudo poner una placa para recordarlo o hacer una lectura de sus poemas, sino que además permanece el lamentable y estúpido error en la nomenclatura de la calle del abuelo del poeta, que en vez de decir “Ireneo Paz” dice “Irineo”, lo que deja constancia elocuente de la ignorancia de las autoridades delegacionales.

Octavio Paz no nació en Mixcoac, como muchos creen, sino en la colonia Juárez el 31 de marzo de 1914. Pero cuando tenía meses de edad fue llevado por sus padres a vivir en la casa del abuelo paterno, marcada con el número ocho de dicha plaza, que actualmente es un convento de monjas dominicas, donde permaneció hasta los 17 años.

Según escribió el propio Paz, en Mixcoac descubrió de niño lo mismo la poesía que las ruinas aledañas a San Pedro de los Pinos; ahí aprendió inglés, en el Colegio Williams, y jugó de colado basquetbol en lo que actualmente es la Secundaria 10, en la calle Goya. Pero de nada de eso parece estar enterado el delegado Romero.

Deja un comentario: