Di NO a Simón Levy

Publicado por Staff on Vie, 12/04/2015 - 22:02
Opinión de: 
Juan Carlos Flores Aquino

Simón Levy es el flamante Director General de la Agencia de Promoción, Inversión, y Desarrollo para la Ciudad de México (ProCDMX) creada en el 2007 como una empresa de participación estatal mayoritaria, paraestatal pues, con el objetivo de crear y ejecutar acciones dirigidas al desarrollo de obras y servicios, que incremente nuestro nivel de vida de los que vivimos en ésta Ciudad de México, por lo menos, eso es lo que oficialmente hay en la Gaceta Oficial del Distrito Federal del 14 de diciembre del 2007.

ProCDMX –antes llamada Calidad de Vida- se rige por un Consejo de Administración, conformado por funcionarios del Gobierno del Distrito Federal (GDF), presidido por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. También cuenta con un Consejo Consultivo, constituido por académicos, empresarios y personalidades del ámbito cultural.

Es, para explicarlo de una forma sencilla, una empresa del GDF dedicada a buscar inversiones privadas para la Ciudad, que le generen mayores ingresos, ganancias, a través de proyectos de alto impacto. De este tamaño es ProCDMX.

Hace poco más de un año conocí vía telefónica a Simón Levy; la razón fue la inconformidad que vecinos mostramos por la construcción del doble túnel de Mixcoac, en proceso actualmente; he de decir que me sorprendió un tanto, que un funcionario de alto nivel, a través del twitter, él mismo haya llamado para platicar sobre el tema, ofreciéndose –sin que ProCDMX tuviera nada que ver-  como intermediario para propiciar una reunión con el entonces Secretario de Obras del GDF, el renunciado Alfredo Hernández, señalado posteriormente por actos de corrupción.

Ofreció sus oficios políticos, para que Alfredo Hernández hablara con los inconformes con el proyecto, e inclusive también mencionó –en sus posibilidades, advirtió- hablarlo con el mismísimo Jefe de Gobierno. Un gesto de tal naturaleza, por supuesto que en aquel entonces se agradeció. Pasó más de un año, y los vecinos de Acacias nunca más supimos de él ni de su ofrecimiento. Al ser alguien que no tenía nada que ver con la construcción del doble túnel, los vecinos tampoco hicimos ningún intento por buscarlo nuevamente.

Hace un par de meses, acerca del enorme debate que se ha desatado con la propuesta del Corredor Chapultepec, tuvimos un muy breve intercambio en redes sociales, donde él se jactaba de haber respondido una demanda que atendió personalmente. Se refería por supuesto, al sólo hecho de llamarme en esa sola ocasión para un ofrecimiento que nunca llegó, y que tampoco tuvo la atención de avisarnos que no se concretaría.

En aquel momento me di cuenta del nivel de persona de Simón Levy, y por ende, de su “profesionalismo”. En ese momento entendí –y ahora con mayor razón- las enormes inconformidades y críticas no solamente de vecinos, sino de personalidades del ámbito cultural, artístico, empresarial, académico, y súmele las que haya leído.

Sólo por citar y recordar la contundente carta de renuncia al Consejo para el Corredor Chapultepec del gran escritor y reconocido promotor cultural Alberto Ruy Sánchez, o las contradicciones del Director General de ProCDMX con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el INAH, institución de gran prestigio en nuestro país.

Que decir de la investigación periodística de Salvador Camarena, señalando a Simón Levy como un posible plagiador de tesis, y la opinión que hay de un Embajador mexicano que conoció a Simón en su fatal paso por China: cómo un mentiroso compulsivo, lo define.

No es ningún secreto igualmente, la opinión que hay de reconocidos empresarios mexicanos sobre Simón Levy, que por temor a represalias no las expresan públicamente; sólo hay que rascarle un poco, con quienes conocieron la fatal historia del Fogoncito en China, para definir un perfil de quien está a cargo de la principal empresa del GDF. “Nos dejó colgados” es lo menos que expresan de él.

Este domingo 6 de diciembre, se hará una consulta pública organizada por el Instituto Electoral del Distrito Federal sobre el Corredor Chapultepec. En lo personal, me parece que ganará el sí; las razones, las mismas por las que actualmente se está construyendo el doble túnel de Mixcoac, es decir, el interés privado sobre el interés público, -que comienza a ser la característica principal del actual gobierno del D.F.- sumado a la enorme apatía vecinal.

Simón Levy empieza a ser una enorme carga para el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera; será imposible que Simón presuma un probable triunfo del sí como un mérito suyo, empezando, por la muy sencilla razón que quién debió comportarse como un árbitro del partido, utilizó mañas y recursos para promocionarse a sí mismo.

Sin embargo, no es extraño tampoco, por lo que hemos visto en el actual gobierno, que contradiciendo la lógica, Mancera premie a su pupilo dejándolo en el cargo; ahora, si ganara el no, pues estaríamos ante la que tendría que ser la eminente renuncia del actual Director General de ProCDMX. Por lo pronto, mi opinión, y estoy muy seguro que la de muchos es: di no, a Simón Levy.

#CiudadanoIncómodo @floresaquino

Deja un comentario: