EN AMORES CON LA MORENA / ¿De qué se ríe?

Publicado por Staff on Lun, 12/15/2014 - 23:26
Opinión de: 
Francisco Ortiz Pardo

Hay políticos para los que la vida termina donde acaba su cargo público. Entonces sólo les importa la resurrección con otro cargo, aun cuando hayan salido por la puerta de atrás porque no pueden dar la cara a sus gobernados después de su mala actuación. Es el caso del jefe delegacional en BJ, Jorge Romero Herrera. Y de su correligionario, el ex delegado Germán de la Garza. Ambos piensan seguir en el mal llamado “servicio público” bajo estas premisas. Y por personas como ellos es que muy probablemente el otrora digno, honesto y democrático Partido Acción Nacional no tenga remedio.

El primero buscará ser diputado local y de paso coordinador de su bancada en la ALDF, con el fuero respectivo que le dará inmunidad. Por supuesto que lo hará sin ningún riesgo, como candidato de lista plurinominal porque por el voto directo de los juarenses sería imposible que ganara, de acuerdo con la desaprobación manifestada en las encuestas. No importarán los reclamos de los vecinos por los cochineros que dejará por acá, como tampoco importó que el veterinario De la Garza dejara clavada la daga en el orgullo juarense, cuando después de abandonar la oficina de Uxmal fue rescatado por el gobierno de Felipe Calderón como Oficial Mayor de la Secretaría de Desarrollo Social.

Ambos entintaron su gobierno con un eslogan que ha resultado burla: el de que la Delegación Benito Juárez es el mejor lugar para vivir. Si lo fue algún día, no sería por mérito de ellos, que manipulaban datos de la ONU sobre Desarrollo Humano (ingreso per cápita, nivel de estudios y de salud) en los que no tenía injerencia la autoridad delegacional. Pero eso no quiere decir que no han dejado huella en BJ. Su mayor herencia puede ser constatada en el más reciente Índice Nacional de Calidad de Vida (INCV, donde la demarcación juarense cayó al tercer lugar entre las delegaciones del Distrito Federal por su nivel de vida y la calidad de los servicios públicos.

Pues resulta que el ex delegado Germán de la Garza,  convertido ahora para mayor farsa en enemigo interno de Romero,  buscará disputarle a Christian Von Roehrich la candidatura a la jefatura delegacional. Y esto se pondrá tan bueno como en un chiquero.  Para ello, el veterinario ya anda visitando uno por uno a los más de 3,300 militantes que aparecieron repentinamente en el padrón panista. Mientras que en el otro bando nada más se burlan de él. Para empezar bien, Christian Von Roehrich tendría que deslindarse de Romero y convencer que ahora sí será diferente, que será congruente con los ideales del fundador Manuel Gómez Morín y se desligará de las prácticas de los advenedisos. Y  De la Garza tendría que hacer el mea culpa respectivo, pues ha de saber que de veritas no lo extrañamos, a pesar de los estilos autoritarios y poco transparentes del actual delegado. Pero eso es de ilusos. Así gane la elección, ese partido se confirmará, con la venia de sus dirigentes, como un caso perdido.  

Al tiempo que ellos preparan las armas de una guerra intestina y absurda porque es absurdo lo que no beneficia a la gente, la diputada federal panista Margarita Saldaña tuvo el tino de regalarnos a los periodistas una foto, publicada a través de su cuenta de Twitter, en que Rafael Medina Pederzini, uno de los dos ex funcionarios de la DBJ procesados en Brasil, a quien Romero se refería como su “hermano”, aparece sonriente junto “a la gran familia panista” (así lo puso la legisladora). Efectivamente mientras su ex compañero de bancas delegacionales y futboleras,  Sergio Eguren Cornejo,  recibió una condena  de seis meses de prisión, Medina salió absuelto. Lo que cuesta trabajo entender es de qué se ríe. Lo dicho: No tienen remedio.      

Cubilete

Ahora resulta que el gran beneficiado del movimiento de los 43 es... ¡el Partido Verde! Escuchó bien: De acuerdo con la encuesta de Reforma del pasado miércoles 10, esa franquicia pasó de 5 a 11% en tan sólo tres meses (un crecimiento de más del cien por ciento), dos puntos más que el partido de AMLO, que muchos suponían que iba a ser el ganón. Así que 11 mas 30 del PRI (y dos del satelito Nueva Alianza) da 43% (con todo y la caída estrepitosa del tricolor), contra 25 del PAN que sólo subió tres puntos y 13 del PRD que sólo bajó tres. Estos datos demuestran, una vez más, lo lejos que estamos de la realidad, de esa mayoría silenciosa a la que Fox llamó "el círculo verde", ajena a opinadores, periodistas, intelectuales,redistas y modistas.

--------

Que Lety Varela no llegó al pre registro de aspirantes a cargos de elección de su corriente interna en el PRD, la IDN, lo que generó desconcierto, pues se esperaba que lo hiciera para buscar la diputación local al distrito 16 juarense. Dicen los sospechosistas que después de que Morena ha dado la gran sorpresa en encuestas sobre preferencias electorales en BJ, la actual directora general de Prevención del Delito de la SSP, que se quedó oficialmente a escasos 700 votos de derrotar a Romero en la elección del 2012, podría estar reconsiderando la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de ir como su candidata a la jefatura delegacional. ¿Será?

--------

Pudimos confirmar que, temeroso de enfrentar en una elección interna al grupo de Federico Döring, el delegado Romero cedió a ese legislador local la candidatura panista a la diputación federal por el distrito 15. Y parece que tendrá que ceder más, después de tanto escándalo y descrédito.  

 

Deja un comentario: