Firman siete partidos políticos pacto de civilidad para contienda en CDMX; PAN y PRD reprueban ausencia de Morena

Publicado por Staff on Mar, 01/09/2018 - 09:54

El presidente del Partido de la Revolución Democrática en la Ciudad de México (PRD-CDMX), Raúl Flores, aseguró que la negativa de Morena a firmar el pacto de civilidad convocado por el Gobierno de la Ciudad obedece a que signar dicho compromiso les amarraría las manos para seguir generando actos graves de violencia que les permitan victimizarse ante la opinión pública para continuar golpeando al Sol azteca con montajes y mentiras viles.

El dirigente perredista dijo que de confirmarse la información publicada el día de hoy en diversos periódicos de circulación nacional en la que se revela la denuncia de un ciudadano ante la PGJCDMX, en la que asegura que Carlos Castillo y Gerardo Villanueva, miembros activos de Morena, le pidieron “reventar” los eventos de Claudia Sheinbaum -la semana pasada- a cambio de un pago de 10 mil pesos, se demostraría una vez más que Morena es capaz de todo, incluso de violentar y agredir a integrantes de los medios de comunicación y a ciudadanos con tal de seguir dañando la imagen de la CDMX y de golpear al PRD para ganar la elección.

“Eso es parte de la renuencia de Morena a firmar el pacto de civilidad, pues eso les amarraría las manos en su actuación tan hipócrita y reprobable. Debo decir que dicho pacto no sustituye la actuación de las autoridades ni mucho menos la aplicación de la ley, es un tema de voluntad y responsabilidad política, porque los partidos estamos obligados a hacer todo lo posible para desarrollar un proceso democrático, tranquilo y seguro para la ciudadanía, para los medios de comunicación y para todos los participantes en esta contienda, pero para Morena firmarlo significaría dejar de victimizarse como lo ha venido haciendo una y otra vez”.

Raúl Flores aseguró que sería lamentable y muy preocupante que los recientes acontecimientos con los que se ha querido crear una percepción de violencia durante el actual proceso electoral fuesen alentados desde las propias filas de Morena, y advirtió que la violencia no le beneficia a nadie políticamente y sólo perjudica a la ciudadanía. En este sentido dijo esperar que los morenistas puedan probar que no fueron ellos los que pagaron por las graves agresiones cometidas.

"Yo he venido repitiendo que nadie gana con la violencia política, he dicho que resulta descabellado e insensato que gente que agrede en un mitin vaya repitiendo ¡PRD, PRD, PRD! mientras golpean a gente de Morena. No obstante articulistas, caricaturistas y ex compañeros sin ningún juicio de por medio y sin ninguna prueba fehaciente nos tildaron ya de alborotadores e incluso de asesinos”.

El líder perredista confió en que con la denuncia formal de este ciudadano se puedan dilucidar los hechos y que las personas que han sido señaladas (Castillo y Villanueva) sean interrogadas por la propia autoridad investigadora y ministerial y se llegue finalmente a la verdad, pues eso es lo que se busca en ese y todos los casos antes que cualquier otro juicio de valor.

“De confirmarse las acusaciones contra Carlos Castillo y Gerardo Villanueva, que detentan cargos de dirección en Morena, ello acabaría con la credibilidad de la “precandidata” Claudia Sheinbaum y de los dirigentes de Morena que se han empeñado en culpar al PRD de las agresiones sin ninguna prueba”, afirmó.

El líder local del perredismo recordó que tanto Castillo como Villanueva iniciaron su trabajo político en Izquierda Democrática Nacional (IDN), la corriente política creada por René Bejarano al interior del PRD, el primero de la mano de la actual diputada federal Ariadna Montiel, y el segundo de la de Martí Batres, y que ambos personajes tienen como antecedente violento la quema de paquetes electorales y la puerta de la sede del Comité Ejecutivo Delegacional del partido en Coyoacán durante la campaña interna del Sol Azteca en las elecciones de 2009.

Flores García subrayó que desde sus redes sociales Carlos Castillo y Gerardo Villanueva estuvieron prácticamente festinando el deceso lamentable de la señora Martha Reyes y que de hecho ellos fueron quienes dijeron que en el Hospital “Rafael Cabrera” ella se encontraba hospitalizada por un derrame cerebral a consecuencia de los golpes, hechos que la necropsia y el dictamen médico desmintieron, lo que, apuntó, es parte de la maquinación que ellos ya venían ideando con el afán de inculpar al PRD, de victimizarse y de tratar de ganar a la mala terreno político.

“Al final la violencia política tiene el gran defecto de que termina revirtiéndosele al que la provoca”, recalcó.

El también diputado local en la ALDF dijo que por el bien de la Ciudad es necesario conocer los motivos reales que llevaron a dichas personas a “reventar” los actos de Claudia Sheinbaum, quién gana electoralmente con ellos y por qué Morena se han negado a firmar el pacto de civilidad, que si bien no es la solución a todo conflicto, sí refuerza la responsabilidad del gobierno y de los partidos políticos en garantizar un proceso tranquilo, seguro y democrático.

Por su parte, tras la firma del pacto de civilidad junto con los dirigentes de otros seis partidos políticos de la capital, el presidente del PAN, Mauricio Tabe, manifestó que la autoridad central tendrá que garantizar la seguridad en los eventos y llamar a los gobiernos delegacionales a hacer respetar los derechos de reunión, de manifestación y de expresión en sus demarcaciones.

Estableció que el PAN hizo el llamado a sumar a los gobiernos delegacionales a este Pacto ante los hechos violentos suscitados en la Delegación Coyoacán, por lo que instó a hacer públicas sus actividades oficiales para que no exista ningún tipo de boicot o disputa con los partidos políticos.

“No hay elecciones democráticas donde no hay libertad; no hay elecciones libres donde hay violencia o miedo, lo que debemos hacer es promover un entorno de paz en donde la gente pueda votar libremente”, sostuvo.

Al reconocer la voluntad tanto del Gobierno de la Ciudad como de los partidos políticos para suscribir este Pacto, enfatizó la importancia de la firma ante el Instituto Electoral de la Ciudad de México el próximo jueves, ya que con ello se reforzará la prohibición y vigilancia del uso de programas sociales y recursos públicos en la contienda.

Lamentó que existan partidos que pretendan mandar al diablo a las instituciones y a la política de la ciudad excluyéndose de la firma de este Pacto.

“Yo espero que haya la suficiente sensibilidad para entender que la ciudad está más allá de los intereses políticos, es una enorme responsabilidad lo que tenemos en puerta y esto nos compromete como partidos a que el uso de los espacios públicos sea ordenado y no sea una rebatinga”.

 

Deja un comentario: