Nuestro Rayito de Esperanza

Publicado por Francisco Ortiz... on Lun, 06/09/2014 - 15:24
Imágen: 

(Francisco Ortiz Pardo / Opinión)- Había decidido retomar mi columna semanal de opinión a partir de este lunes. Pero no sabía de qué escribir, sobre todo pensando en que la gente ya comienza a estar muy distraída con aquello del Mundial de fut y los políticos de todos los partidos se preparan para el populismo deportivo. Así transcurrí la mañana. Pero de repente --y aunque tantas notas nos ha regalado de veras que esta vez no lo esperaba--, conté con el apoyo incondicional del jefe delegacional en Benito Juárez, esta vez vuelto un angelito. Y que me llega la inspiración. Les cuento que el único delegado del PAN en la ciudad de México se aventó la puntada por Twitter, en el medio día de este lunes 9 de junio, de decir que mientras más se le critique más crecerá. Se trata de la manifestación más extrema de su soberbia, donde se confunde su autoritarismo con el ya acostumbrado desafío a los vecinos que lo critican. “Mientras más se menciona, bien o mal el nombre de alguien, más crece, sin excepciones”, publicó en su cuenta @JorgeRoHe a las 13:22 horas. Bastaron segundos para que le comenzaran a llover las críticas y hasta los insultos, con los que no estoy de acuerdo. Pero es que, por usar su estilo de modales pirrurescos, tan poco afortunados y con el que ridiculiza al PAN –otrora un partido serio y tan admirado por sus luchas democráticas y su honestidad--, diré que el delegado es un #tierno. La filosofía de quien se hizo pasar por “licenciado” sin serlo aún antes de tomar el cargo de jefe delegacional también se cae en segundos. Tan solo si se considera uno de los ejemplos –habría decenas-- encarnado en el acérrimo rival del PAN, Andrés Manuel López Obrador, aquel que en su soberbia se autonombró “Rayito de esperanza”. ¿Recuerdan? Tanto en el 2006 como en el 2012 el político tabasqueño fue del que más se habló para bien y para mal. Y no ganó. Me señalarán, querid@s lectores, y con justa razón, que se trata de una comparación desproporcionada. Pero es que Romero también ha dicho que quiere ser Presidente. Y lo queremos ayudar, pues. Seguiremos siendo sus críticos, pa que crezca. Sólo que entonces esperaríamos que en vez de agredirnos por nuestras informaciones documentadas simplemente nos respete. ¿Estamos, Jorge?

Cubilete

Claro, es más “nice” de izquierda decir que el verdadero arte circense está en el modelo franco canadiense que en el de 200 años de tradición mexicana. Están listos para pasar a hacer una condena histórica al "imperio sanguinario" de los aztecas. Sonaría bonito, al estilo de las falanges españolas. En la ciudad de las libertades, los perredistas cayeron feo en las trampas maniqueistas y derechosas en el mal sentido --sí, esas de "todos o ninguno", del "todo o nada", de "los buenos y los malos", de "los racionales y los descerebrados", de los "humanos y los sádicos, de los “puros” y los “enfermos”"--. Y no hablo de los admirados y legítimos defensores de los animales, sino de los políticos que ya ven en ello una oportunidad electoral. Un engaño electoral, pues: El maltrato a los animales en los circos del país no se eliminará con una prohibición a la gente del DF (insisto, la ciudad de las libertades que tanto presumían), cosa que por supuesto no dicen los del PAN y los del Verde (Ah, tan congruente partido, ¿verdad?). Y los del PRD parece que ni se dieron cuenta.

Deja un comentario: