Ocho ex candidatos se perfilan para contender por la primera Alcaldía en Benito Juárez; ¿por cuál votarías?

Publicado por Staff on Jue, 12/29/2016 - 09:32

De entre los cuatro principales partidos políticos en la Ciudad de México, al cerrar el año 2016 ocho políticos que han sido candidatos a cargos de elección popular se perfilan para ser postulados por sus respectivos partidos en las elecciones para encabezar en el 2018 la que será la primera Alcaldía en la actual Delegación Benito Juárez

En una demarcación que ha sido gobernada por el PAN ininterrumpidamente desde el año 2000, año en que ese partido se vio favorecido por la llegada de Vicente Fox a la Presidencia de la República, ese instituto político vio menguada su fuerza en las pasadas elecciones para diputados a la Asamblea Constituyente, cuando Morena le pisó los talones y se quedó a solo mil votos de alcanzarlo. 

Dicho partido ha encaminado a Leticia Varela a la candidatura, al nombrarla coordinadora de ese partido en BJ a instancias de Andrés Manuel López Obrador. Maestra en Administración Pública, Varela representa un peligro mayor para el PAN, pues en las elecciones de 2012 quedó a solo 300 votos de derrotar a Jorge Romero Herrera, quien hoy coordina a los diputados blanquiazules en la Asamblea Legislativa y ha ejercido un cacicazgo en el PAN capitalino durante los últimos años.

Morena cuenta también entre sus filas con Lenia Batres, hermana de Martí, el dirigente de ese partido en la capital. Con una maestría en Derecho Penal, Batres fue diputada federal en la 57 legislatura y candidata a la Jefatura Delegacional de Benito Juárez en 2003, cuando perdió ante el panista Fadlala Akabani.

El PRD y el PRI, por su parte, buscan arrebatarle el protagonismo opositor a Morena, el primero de ellos aprovechando la estructura electoral de un partido que ha gobernado la Ciudad de México desde 1997. La aspirante más firme del sol azteca es Dinorah Pizano, quien compitió por la Jefatura Delegacional en el 2015. Ella cuenta con una maestría en Comunicación Institucional, dirige actualmente las preparatorias del gobierno de la Ciudad de México y fue diputada local por Benito Juárez, después de que en el 2012 derrotó al PAN en el distrito 17 por un margen de 7 puntos.

En el PRI son dos las figuras públicas que destacan por su experiencia en campañas a cargos de elección en la demarcación juarense: Esteban Ruiz Carballido Y Fernanda Bayardo Salim.

Ruiz Carballido, sobrino del excandidato presidencial priísta Luis Donaldo Colosio, con maestría en Alta Dirección de Gobierno y Políticas Públicas, fue candidato a diputado federal en las elecciones del 2015 y participó en la lista del tricolor de diputados constituyentes en el 2016. Recientemente impugnó el nombramiento de Enrique Ochoa como dirigente nacional del PRI, retando abiertamente la autoridad del presidente Enrique Peña Nieto, lo que le abrió la posibilidad de ser postulado como candidato externo por algún partido distinto al PRI.   

Fernanda Bayardo compitió en el 2015 por una diputación local en Benito Juárez; aunque no ganó, aquella experiencia fue clave para que el PRI la postulara en el lugar número 5 de su lista de candidatos a la Asamblea Constituyente, con lo que logró sentarse en la curul. 

Para el PAN, Benito Juárez es la “joya de la corona”. Jorge Romero se juega su propio futuro, pues es en esta demarcación donde concentra su poder. Sin embargo, las cosas no se presentan fáciles para el mandamás local, ya que él mismo es recordado porque durante su gobierno fueron comunes las ineficacias en asuntos elementales como las banquetas y el alumbrado, además de que se dio en la demarcación una explosión de construcciones irregulares. En el 2015, en la propia encuesta de Reforma que avisoró un nuevo triunfo del PAN en BJ, Romero apareció reprobado por la ciudadanía. 

Por ahora, la apuesta de Jorge Romero queda reducida a la eventual postulación del dirigente capitalino del PAN, Mauricio Tabe – que ya fue diputado local— o del actual diputado federal Santiago Taboada.

Pero en el CEN del PAN no piensan igual. Ante el desprestigio de Romero (hace unos meses un escándalo mediático desatado por el presunto antisemitismo del hoy diputado puso en un brete al dirigente nacional Ricardo Anaya), andan considerando perfiles ajenos a Los Ocean, el grupo del ex delegado. Entre ellos destaca el diputado federal y constituyente, Federico Döring, que cuenta con amplia experiencia legislativa, tanto en la Asamblea del DF como en San Lázaro y el Senado.   

Deja un comentario: