Permite DBJ instalación de puesto fijo en plena acera del Parque Hundido, para vender fritangas; viola diversas disposiciones vigentes

Publicado por Staff on Vie, 03/10/2017 - 13:21

Con la complacencia de la Delegación Benito Juárez, que fomenta ahora la instalación de puestos metálicos “decorosos”, vendedores de fritangas instalaron su armatoste fijo en plena acera del Parque Hundido, sobre la calle Porfirio Díaz de la colonia Nochebuena, en violación de todas las normas vigentes.

El puesto en cuestión, que responde al modelo adoptado por la actual administración delegacional panista, que incluye un parasol traslúcido de policarbonato en color azul, se encuentra además a 30 metros de la esquina con Insurgentes Sur, lo que hace más irregular su ubicación. Representa también una competencia desleal contra establecimientos formales que funcionan justo en la acera de enfrente.

Como es obvio, los ambulantes dedicados a la venta de sopes, quesadillas, pambazos y otras fritangas, carecíen de permiso y de hecho se habían apostado en el lugar desde hace meses, pero con un puesto semifijo que retiraban por la tarde. Pese a las quejas vecinales, el humo y los olores, no se les retiró del lugar.

Además, al tolerar su presencia ahora como puesto fijo en pleno andador peatonal, la DBJ permite la violación flagrante de la Ley Cultura Vívica de la CDMX y la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanistico del Distrito Federal, que incluye al parque  “Luis G. Urbina” (Hundido) entre los espacios verdes es protegidos de la demarcación, por lo que no puede hacerse en ellos intervención alguna ni por supuesto instalar en su perímetro comercio informal.

De hecho, en toda la acera periférica del emblemático parque es este el primer puesto en ser instalado, lo que según vecinos y amigos del jardín  puede ser un pésimo antecedente, que auspicie la instalación de otros informales en el área. Exigen por ello a las autoridades de Benito Juárez el retiro inmediato de este local callejero, que además de afear la acera constituye un foco antihigiénico y peligroso, ya que los informales usan gas para preparar sus frituras.

Deja un comentario: