Reúne Eruviel Ávila a líderes diversos del PRI en BJ; corrupción de panistas en tema inmobiliario, el señalamiento común

Publicado por Staff on Sáb, 11/11/2017 - 12:33

Con la presencia del flamante dirigente del PRI en la Ciudad de México, Eruviel Ávila, y el señalamiento común de la corrupción de gestiones panistas en la Delegación Benito Juárez, los principales líderes del tricolor en la demarcación cicatrizaron sus diferencias.

Al reunirse este viernes con el ex gobernador del Estado de México y militantes del partido en un salón de fiestas de la colonia Narvarte, el secretario general del PRI capitalino, Tonatiuh González; la dirigente priísta en DBJ, Olga Carlín, los ex candidatos Fernanda Bayardo y Esteban Ruiz, el dirigente de la Unidad Revolucionaria, René Vivanco, y del Movimiento Territorial, Jorge Aguirre Marín, pusieron énfasis en la relación que guarda la tragedia del pasado sismo con los negocios ilícitos.

También ante el ex dirigente capitalino, Cuauhtémoc Gutiérrez, y el coordinador de los diputados locales del PRI, Israel Betanzos, Tonatiuh González propuso incluso salir a marchar, a “tomar la calles” para denunciar que los panistas “se han vuelto muy atascados”.

Vivanco, que invitó a Eruviel Ávila a realizar un recorrido por las zonas afectadas por el sismo, estableció una corresponsabilidad en el exceso de permisos entre las autoridades delegacionales y de la Ciudad de México. “En una casa donde antes vivían cinco personas ahora viven 200”, denunció el también dirigente de la asociación Fuerza Viva de Benito Juárez.

A fin de cuentas, recordó la ex diputada Constituyente Fernanda Bayardo, ahora PAN y PRD están en una coalición “sin pies ni cabeza” y señaló los “escasos o nulos resultados” del gobierno delegacional. La ex candidata a diputada local recordó que hace tiempo los priístas han denunciado las construcciones irregulares, “que ahora tuvieron un costo en vidas”.   

Esteban Ruiz, que en el 2015 fue candidato a diputado federal por la demarcación juarnese, se refirió a la autoridad panista como “frívola y corrupta”, y denunció que por mantener una actitud crítica a los priístas se les han cerrado las puertas en las oficinas de la Delegación. “Ni un vaso de agua nos dan”, espetó.   

En el colofón, Eruviel Ávila secundó a sus correligionarios, al advertir la falta de ética que pone en riesgo la vida de las personas “para favorecer sus bolsillos”. Y luego advirtió: “Esto se va a terminar”.    

El dirigente capitalino reconoció el bajísimo nivel de credibilidad de los partidos políticos entre la ciudadanía. “A los priístas ya nos cayó el veinte”, dijo. “Estamos volviendo al PRI social, aquel que en algún momento impulsó el Tata Cárdenas”. 

Deja un comentario: