De San Lorenzo Xochimanca, pueblo antiguo enclavado en la Colonia del Valle

Publicado por Staff on Lun, 03/09/2015 - 13:08
Opinión de: 
Margarita Elena Tapia Fonllem

(Segunda y última parte)- El estudio de G. Salmerón precisa los elementos que componen la fiesta de San Lorenzo Xochimanca, describe la comida, la procesión, la feria, la música, los cohetes, el adorno de la entrada de la iglesia, la participación de los pueblos originarios aledaños y la organización comunitaria alrededor de la celebración.

Según la autora la batalla que dieron los habitantes oriundos de San Lorenzo Xochimanca para que fuera reconocido como pueblo originario, fue ganada en 2011, no obstante, ahora se enfrentan a las siguientes dificultades:

La incertidumbre sobre la continuidad de sus tradiciones, ya que las personas jóvenes herederos de ella, quizá no deseen asumirla,

La oposición de las personas avecindadas del pueblo, ajenas al simbolismo de las tradiciones, son indiferentes y renuentes a permitir su  continuidad,

La ausencia de una política local que proteja sus derechos de pueblos originarios, por ello la autoridad delegacional, no da el apoyo necesario durante la realización de las fiestas.  

Los problemas  que Salmerón, deja ver  en esta  obra,  son  complejos y de un gran desafío. La pervivencia  de los pueblos originarios  representa una lucha ideológica y antagónica, entre los habitantes originarios y los  avecindados; una disputa por el uso espacio y los recursos naturales, como el agua y los espacios verdes.

Por otra parte, las políticas públicas centralizadas y hegemónicas que se han aplicado a la largo de la historia de la ciudad de México y que no tomaron en cuenta las necesidades sociales y culturales de esos pueblos y barrios originarios, han traído consigo, muchos de los problemas actuales de los pueblos invadidos por la gran ciudad.

La solución de la problemática requiere de visiones novedosas en la legislación y en las políticas públicas locales; construidas a partir de un conocimiento preciso de los procesos históricos y necesidades del pueblo, y de un diálogo estrecho con sus representantes tradicionales. Requisitos mínimos de inicio para dar respuesta a la demanda de los pueblos originarios.

Gracias por permitirme compartir mis reflexiones sobre este libro, el cual recomiendo ampliamente.   

Deja un comentario: