Se perfila mancuerna Bayardo-Ruíz para la Alcaldía de BJ por el PRI; ‘más que otro partido, lo que urge son políticos diferentes’, advierten

Publicado por Staff on Jue, 07/27/2017 - 14:57

Un diagnóstico severo que concluye que la corrupción se ha enquistado en la Delegación Benito Juárez tras el paso de los gobiernos panistas durante 20 años es lo que empuja a Fernanda Bayardo Salim y Esteban Ruiz Carballido, los nuevos liderazgos en el PRI local que ya cuentan con experiencia electoral, a buscar un cambio.

“El PAN profesa una ética con la que no actúa”, sintetiza Ruíz tras una larga disección del ejercicio del poder en esta demarcación. “Si (su fundador) Gómez Morín viniera y viera a Jorge Romero se volvería a morir”, ironiza.    

Mientras, Fernanda Bayardo reconoce que existe una crisis generalizada de credibilidad de los políticos. Confía en que como priísta “me da pena que paguemos justos por pecadores como Duarte”. Por eso, dice, “hoy lo que hace falta, más que un cambio de partidos, es un cambio de candidatos, de políticos. Necesitamos políticos honestos”.

Bayardo y Ruíz son los rostros que se perfilan para la candidatura a la primera Alcaldía de Benito Juárez, figura plasmada en la recién promulgada Constitución de la Ciudad de México. Aunque solo hay lugar para uno.

“Los dos somos un equipo”, se adelanta a precisar Bayardo, que toma café frente a una fuente de cantera. "Yo apoyo a Esteban", completa. Ruíz, que prefiere chocolate caliente, le arrebata la palabra: “Pero si lo que el partido necesita es una mujer, Fernanda es la mejor candidata y yo la apoyaría sin condiciones”. Ambos dicen tener méritos que sustentan sus aspiraciones.

En el 2015, Ruíz compitió por la diputación federal juarense, que perdió ante el panista Federico Döring (“yo creo que Döring tiene mucha experiencia legislativa como para limitarse a llevar mascotas a la tribuna y no aportar más a los vecinos de BJ”, sostiene ahora).

Fernanda Bayardo,  por su parte, fue postulada para la diputación local del distrito 17 (poniente de la demarcación juarense). Aunque perdió, tras la elección ese distrito pasó de representar para el PRI el lugar 28 de preferencias en la Ciudad de México a la posición 14. Asegura que BJ es a partir de aquel momento la cuarta mejor delegación para el tricolor, electoralmente hablando.

“No es casual –presume ahora en entrevista—. Esto es resultado de nuestro acercamiento con los vecinos”.  De ese momento a la fecha –destaca—nos hemos mantenido el trabajo y estamos vigentes”.

Ruíz Carballido sostiene que en la Delegación Magdalena Contreras está el ejemplo “de cómo visualizamos un delegado”. Allá son primer lugar en índice  de transparencia y no ha habido un solo homicidio doloso en lo que va del año; aquí van nueve, recapitula. “Fernando Mercado es un priísta de nuestra generación que demuestra claramente que las cosas pueden cambiar”.

Pero para que surja el cambio en BJ –consideran ambos— también es imprescindible que los ciudadanos exijan cuentas y ponderen lo que han recibido del PAN en 20 años de gobierno.

Y ahí es donde no dejan “títere con cabeza”, como se dice popularmente: desorden urbano e inmobiliario, inseguridad, explosión del ambulantaje, calles rotas, falta de servicios, opacidad en el manejo de recursos… Corrupción, en suma.  

“La mafia en Tláhuac la encabezaba El Ojos; la mafia en BJ la lidera el ex delegado Jorge Romero Herrera”, espeta de plano Esteba Ruíz. Y de ahí va con los demás:

De la actual administración le disgusta que, pasado el primer año “donde dimos el privilegio de la duda”, ya vemos un nuevo auge de construcciones irregulares, cuando en las delegaciones aledañas se están demoliendo pisos que están fuera de la ley.

Al diputado federal Santiago Taboada le recrimina haber pintado 304 bardas de la demarcación para promover su imagen con recursos de la Comisión de Cultura que preside en la Cámara federal.

“Son siete diputados del PAN –entre locales y federales—que viven en BJ; ¿y qué han hecho por los juarenses’”, cuestiona el sobrino del ex candidato presidencial Luis Donaldo Colosio.

Considera urgente “profesionalizar a los políticos”. Y pone de ejemplo que el diputado local panista Luis Mendoza –que preside en la ALDF la Comisión de Notarías— fue cuestionado hace unos días por el presidente de notarios de la CDMX por no tener estudios, a lo que el legislador respondió, “muy entusiasmado”, que ya estaba haciendo la prepa abierta.

“¡Es que ni siquiera es abogado”, suelta el político priísta, tensando los brazos y abriendo las palmas de las manos.

“La ignorancia, como sea”, acota Fernanda Bayardo, que el año pasado fue electa diputada para formar parte de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. “Pero el daño que han generado con la mafia de Romero… ¡por Dios!”.

Para ella, otra falta grave en el ejercicio de gobierno en la Delegación BJ es que no se escuche a los vecinos y se impongan “sin ton ni son”, intervenciones en parques públicos y otros espacios públicos.

Y se hace una pregunta: “¿Cómo es que dicen que somos el mejor lugar para vivir y ni agua tenemos?” 

Deja un comentario: