Si esperan que nos cansemos, esperen sentados

Publicado por Staff on Mié, 03/15/2017 - 16:32
Opinión de: 
Vive BJ

Por María Luisa Rubio González

Este lunes 13 de marzo, el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI) presentó la Métrica de Gobierno Abierto, proyecto encomendado al Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) que establece una línea base sobre diversos aspectos de las administraciones públicas federal y locales, relacionados con el nuevo paradigma de la relación gobierno-ciudadanía, llamado a reconstruir la confianza en las instituciones, combatir la corrupción y la desigualdad y, dice el Resumen Ejecutivo de la Métrica, “construir comunidades seguras y con mayores estándares de bienestar”.

Para el desarrollo de la Métrica, el CIDE parte de “una definición de Gobierno Abierto fundada en dos componentes: transparencia y participación ciudadana, y dos perspectivas complementarias: la gubernamental, o la oferta de mecanismos, y la ciudadana, o la demanda para utilizar dichos instrumentos”.

A partir de la ponderación de temáticas particulares organizadas en esta matriz de dos por dos, se obtuvieron índices y subíndices que miden la apertura institucional prevaleciente, como punto de partida para realizar evaluaciones periódicas en el tiempo, que abarquen a todos los entes obligados y a mayor profundidad.[1]

El resultado global del Índice de Gobierno Abierto (GA) fue de 0.39 en una escala de cero a uno; los subíndices, para cada uno de los componentes: Transparencia (T) 0.50 y Participación (P) 0.28. En la Ciudad de México, el muestreo incluyó cinco delegaciones: Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimpalpa, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, entre las que Coyoacán resultó la mejor ranqueada (GA: 0.9; T: 0.79; P: 1.00) y Benito Juárez obtuvo la calificación más baja (GA: 0.57; T: 0.76; P: 0.37).

Encuentra el CIDE que uno de los mayores retos que enfrenta la implementación del Gobierno Abierto se coloca en la vertiente de participación, pues los ciudadanos enfrentamos “dificultades para activar los mecanismos de participación existentes, así como para asegurar una vinculación entre la expresión de sus preferencias con procesos sustantivos de toma de decisiones de los entes públicos”.

A reserva de comentar en otro espacio los hallazgos del estudio, queremos partir del índice de participación ciudadana obtenido por el CIDE, respecto a la apertura gubernamental en la Delegación Benito Juárez (0.37 en una escala de 0 a 1), y analizar a su luz la elección de la Mesa Directiva del Consejo Ciudadano Delegacional (CCD), realizada el mismo lunes:

Nuestra organización confirmó en primera persona la dificultad enunciada por el CIDE para “activar los mecanismos de participación existentes”: existe la ley, la institución y el mecanismo para que la sociedad civil organizada forme parte del CCD; ViveBJ cumplió con los requisitos establecidos en la Ley de Participación Ciudadana y obtuvo el aval de la institución (el Instituto Electoral del Distrito Federal), pero el mecanismo de participación no funcionó y no pudimos ejercer nuestro derecho a formar parte del Consejo.

¿Cuál fue el factor determinante? La voluntad personal de los funcionarios delegacionales del área de Participación Ciudadana (qué ironía) descarriló el mecanismo democrático establecido en la Ley para fomentar la participación de la sociedad civil.

Volviendo a la Métrica, en el estudio realizado por el CIDE notamos precisamente cierta carencia en la ponderación del factor humano, tanto en la perspectiva de la oferta (actores gubernamentales) como de la demanda (población abierta). Lo sucedido en la sesión del Consejo Ciudadano Delegacional confirma nuestra percepción.

Como tendencia mundial de vanguardia, el Gobierno Abierto pugna por una administración pública centrada en el usuario final, es decir, en el ciudadano.  En ViveBJ estamos trabajando para colocar a la delegación Benito Juárez en esa vanguardia, que sea punta de lanza de la transparencia y de la participación ciudadana en la Ciudad, en el país.

Experiencias como la del CCD nos dan precisamente eso: más experiencia. Si creen que nos vamos a cansar, esperen sentados. Estamos listos para evaluarlos.




[1] Se realizó una muestra de 908 sujetos obligados de todo el país. El estudio completo puede consultarse aquí: http://eventos.inai.org.mx/metricasga/

Deja un comentario: