Solapó Jorge Romero construcción ilegal en San Pedro de los Pinos a la que CDMX demuele dos niveles

Publicado por Staff on Dom, 09/11/2016 - 11:09

(Mariana Malagón)- La demolición de dos pisos en una obra ilegal de San Pedro de los Pinos por el gobierno de la Ciudad de México –gracias a la intervención de la Procuraduría Ambiental— es el final exitoso de una larga lucha emprendida por vecinos que se enfrentaron a la colusión de desarrolladores con autoridades delegacionales durante la gestión del panista Jorge Romero Herrera.

Y es que a pesar de que se demostró que la obra, localizada en Puente de la Morena 94, no contaba con permisos, planos y el proyecto de protección a colindancias, y que afectó a una casa del siglo 19 protegida por el INBA, los funcionarios de la DBJ responsables de impedirlo no actuaron.

El operativo para derribar los dos niveles construidos en forma irregular, el pasado 6 de septiembre, estuvo supervisado por las secretarías de Gobierno y de Obras del gobierno capitalino. Se trata de la primera vez que se demuele una construcción por exceder los niveles permitidos durante a la administración de Miguel Ángel Mancera.  

El Consorcio Desarrollador Inmobiliario Internacional Alto Impacto, S.A. de C.V. pretendía la edificación de 17 condominios en seis niveles en una zona donde el uso de suelo es H3/20/M, es decir, habitacional con tres niveles máximos de construcción.

De acuerdo con María del Pilar González Romo, vecina directamente afectada por la obra, a partir de septiembre de 2014 iniciaron los trabajos sin exhibir permiso de construcción. Además, únicamente contaba con autorización de la Delegación para demoler la casa que ocupaba ese predio. 

Denunció que a dos días de haber iniciado la obra, con maquinaria con la que se realizaba la excavación golpearon la barda exterior y la estructura superior donde ella habita (ubicada en el predio a espaldas de la construcción) ocasionando daños en la bóveda catalana y grietas en las paredes. Por ello interpuso denuncias ante el Ministerio Público por daños a propiedad civil.

"Los de la empresa nunca se presentaron en el Ministerio y la autoridad no los obligó a dar la cara para que repararan el daño", señaló la vecina afectada.

Ante la falta de acción por parte de las autoridades de la DBJ, con la asesoría del coordinador de San Pedro de los Pinos, Luis Munguía, así como de la activista vecinal María del Carmen Gutierrez, descubrió que su casa se encuentra protegida por el Instituto debido a que tiene aspectos artísticos importantes, pues data del siglo 19.

En entrevista, González Romo dijo que el perito enviado por el INBA verificó que el inmueble tiene valor artístico, pues cuenta con bóveda catalana, muros de adobe, la fachada tiene importancia estética, aparece en los catálogos del INBA, por lo que está protegido por la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Asimismo, María del Pilar González, a través de la oficina de “Soluciones BJ” –que operó durante la administración del ex delegado Jorge Romero—, solicitó que se investigara la construcción. Se encontró que ésta no contaba con permisos, planos, proyecto de protección a colindancias, y el seguro de protección de daños a terceros sólo era por dos meses.

González Romo señaló que en octubre de 2014, tras denunciar la obra en un Miércoles Ciudadano, Jorge Romero ordenó su suspensión, la cual duró sólo una semana pues la empresa rompió los sellos. Aunque es un hecho que amerita una sanción, la DBJ nunca atendió las denuncias. Posteriormente, Luis Vizcaíno Carmona, entonces director general Jurídico y de Gobierno, volvió a cerrar la construcción, que duró un día.

A finales de 2014 fue cuando González Romo presentó denuncia ante la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), que tras una investigación determinó que la obra fue iniciada sin contar con el Registro de Manifestación de Construcción. Debido a esto, la obra fue clausurada por el Instituto de Verificación Administrativa, pero continuaron los trabajos.  

En noviembre de 2015, tras la caída de una barda sobre la casa de González Romo, el INBA realizó un peritaje para su reparación. La empresa tendría que sustituir dos losas, realizar diversas reparaciones y sustituciones; además, se perdió la bóveda catalana que tenía el inmueble. "La reparación tendría que haberse realizado en un mes, a cuatro meses llevan el 95% del trabajo, sigo sin regresar a mi casa", expuso la vecina afectada.

La demolición de dos pisos que se lleva a cabo "es un logro de PAOT, fue quien llevó el procedimiento", aseveró González. Sin embargo, los pisos excedentes son tres...

(En la foto, casa del siglo 19 afectada por la obra irregular).

 

 

Deja un comentario: