Tercera llamada Mancera, tercera

Publicado por Staff on Sáb, 01/02/2016 - 15:06
Opinión de: 
Juan Carlos Flores Aquino

Primera llamada. 7 de junio del 2015. Las elecciones intermedias para un gobierno sexenal, como lo es el de la Ciudad de México, representan también un referéndum para el gobernante en turno. Parece que el Dr. Miguel Ángel Mancera ni su equipo lo entendieron. La peor derrota del Partido de la Revolución Democrática en su historial de elecciones del Distrito Federal, no inmutó al Jefe de Gobierno.

Al contrario, respondió a ese resultado con cambios de carácter político dentro de su gabinete que no ayudaron a modificar en nada esa percepción negativa sobre su gobierno, sino que acrecentaron sus críticas. Basta con ver que las secretarías donde había mayores quejas sobre su funcionamiento no cambiaron, y al igual que en el PRD, los nuevos nombramientos correspondieron a cuotas políticas, no a mediciones de efectividad ni capacidades.

Inclusive, se llegó a decir en los pasillos del Palacio del Ayuntamiento, que gracias al equipo del Dr. Mancera, no se perdieron Gustavo A. Madero ni Iztapalapa, bastiones importantísimos del sol azteca. Nadie se atrevería a decirle al Jefe de Gobierno, ni en su equipo ni en el PRD, que su derrota se debió a su incapacidad para gobernar, al descrédito de sus funcionarios,  junto a la gran corrupción de delegaciones -como la Cuauhtémoc-, y la descomposición política del partido amarillo.

2ª llamada. Consulta del Corredor Chapultepec.

El 6 de diciembre del 2015 se llevó a cabo la consulta pública sobre el sí o no al Corredor Chapultepec, fallida propuesta de Simón Levy, Director General de PROCDMX, y que le demostró nuevamente al Jefe de Gobierno y a su equipo, la enorme apatía de los ciudadanos a su forma de gobernar. Equivocadamente, su equipo y burócratas del PRD le vendieron la idea al Jefe de Gobierno, que el Corredor Chapultepec era una gran propuesta avalada por vecinos, que arrasaría en el sí en ésta consulta ciudadana.

No calcularon Simon Levy ni los involucrados en esta fallida propuesta, que quienes estaban en contra no eran solamente los 25 tuiteros -que efectivamente hacen mucho escándalo y no juntan más allá que sus mismos votos, que ni siquiera serían válidos por no ser vecinos de la zona -, sino los más de 14 mil vecinos que nuevamente le dijeron al Jefe de Gobierno “así no”.

El resultado inesperado para muchos –incluyéndome- sólo se entiende por la posibilidad de darle a entender al Jefe de Gobierno, por segunda vez después de las elecciones del 7 de junio, que no se está de acuerdo con su gobierno, a través de un categórico no a su propuesta . No les fue suficiente a los operadores y promotores del sí, el resultado catastrófico del 7 de junio pasado para el PRD en la Delegación Cuauhtémoc, para comprender la enorme apatía ciudadana a su forma de operar. Tampoco bastaron los recursos materiales y económicos de PROCDMX encabezada aún por Simón Levy, para lograr que pasara esta privatizadora visión de la Ciudad de México.

También hay que decirlo, no fueron los grupos oportunistas de siempre, los que aparecen aquí y allá intentando sacar tajada política y económica, ni los partidos políticos, los que consiguieron este NO al Corredor Chapultepec, fue la ciudadanía activa de la Ciudad de México, las que le dieron esta segunda llamada al Jefe de Gobierno.

Se equivocan en el gobierno si piensan que esta demostración ciudadana fue un tema politizado, como lo afirmaron con quienes nos manifestamos en contra del Doble Túnel de Mixcoac, y que en un error que aún deben estar asumiendo, hicieron repartir cargos en el GDF a aquellos políticos que creyeron eran los que encabezaban la protesta, cuando no fueron ellos, sino la ciudadanía, quienes estamos en contra de este proyecto privatizador de este gobierno.

3ª llamada. Nuevo Reglamento de Tránsito del Distrito Federal.

El 15 de diciembre del 2015 entró en vigor el muy criticado y cuestionado NRTDF, con el falso argumento de una nueva visión cero. No hace falta escribir aquí la enorme inconformidad que hemos no solamente leído en redes sociales y visto en medios de comunicación, sino que escuchamos y platicamos en reuniones familiares, en conversaciones con amigos, en el trabajo, en el transporte público, en todos lados pues. Sólo en el Palacio del Ayuntamiento parece que hablan bien de este nuevo reglamento, y no es para menos que hablen bien, pues representa tremendo negociazo para la empresa de las fotomultas y seguramente para algún o algunos funcionarios de gobierno.

En este tercer año de gobierno de Miguel Ángel Mancera, nos confirma que su gobierno es de negocios y de privatización, paradójicamente contrario a lo que el partido que lo llevo a la Jefatura de Gobierno, el PRD, postula en sus principios.

Utilizando a tuiteros que hacen ruido en las redes sociales y algunas agrupaciones de movilidad, el Gobierno de la Ciudad argumenta que se trata de disminuir accidentes y educar al conductor. La realidad es otra: el 46% de las fotomultas van hacia la empresa privada. Los microbuseros y taxistas, impunes en la ciudad de México por la corrupción en la que vivimos, y  el transporte del GDF -esos camiones que contaminan más, los de la basura por ejemplo- son intocables. Por supuesto que no se trata de generar mayor conciencia, sino mayor corrupción y mayor negocio.

Este carácter privatizador demostrado con EcoParq y con el PPS para construir el doble túnel de Mixcoac, se presenta nuevamente con el NRTDF. Se argumenta movilidad, se utilizan tuiteros y agrupaciones de buena voluntad, se pagan prebendas a falsos activistas, para saciar el interés desmedido de funcionarios corruptos, al amparo del amiguismo con el círculo del poder.

Y, en el partido que postuló al actual Jefe de Gobierno, el PRD, son incapaces de tocar con un tuit al Jefe de Gobierno. Aquellos tuiteros perredistas que se la pasan atacando a quien logró que el PRD fuera gobierno en la Ciudad de México, son incapaces de decirle a Miguel Ángel Mancera lo que dicen en privado: que su principal aliado es el PRI y que perderá para el PRD en el 2018 la Ciudad de México.

Suena extraño este silencio en el PRD ante lo que en privado y en reuniones comentan desde hace ya más de un año. Nadie duda en el Sol Azteca que dejarán de ser gobierno en el 2018. Sólo podría entenderse este silencio por la complicidad en intereses políticos, pero sobre todo económicos. Como alguien me comentaba, por supuesto que en el GDF saben lo que están haciendo, sacar todo lo económicamente posible de aquí al 2018, argumentando una candidatura presidencial que ni ellos mismos se la creen.

La tercera llamada en realidad no es para Miguel Ángel Mancera, sino para el partido que lo postuló para que llegara a ser Jefe de Gobierno. Esta tercera llamada fue, para que se vayan despidiendo en tres años, del Gobierno de la Ciudad de México, porque al igual que con la simulación de sus cambios en el gabinete, no se ve que haya cambios para bien en este gobierno; el Rey va desnudo, y nadie en su corte se atreve a decírselo. 

Deja un comentario: