Vecinos del parque Arboledas acusan que funcionarios de BJ bloquearon 'hostil e intimidatoriamente' consulta de plan para cancha de fut

Publicado por Staff on Vie, 03/17/2017 - 12:35

Personal del área jurídica del gobierno de Benito Juárez intervino repentinamente en una consulta directa que realizaban líderes vecinales en la sede delegacional, a fin de ordenar que les fuesen retirados los expedientes relativos al proyecto de remodelación de una cancha de futbol.

De acuerdo con María Luisa Rubio, a quien la propia DBJ requirió su presencia en las instalaciones tras una solicitud que ella realizó a través del sistema de información pública, el trato de dichos funcionarios, que además no dieron sus nombres ni se acreditaron como empleados del Jurídico de la DBJ, fue "hostil e intimidatorio".

La consultora en democracia participativa afirma que, al tratar de defenderse con la Ley de Información Pública en la mano, uno de los empleados delegacionales les soltó: "La ley tiene interpretaciones; si no les gusta nuestra interpretación interpongan un recurso de revisión".   

Rubio --que desde la organización ViveBJ se ha convertido en experta en temas de gobierno abierto, rendición de cuentas e información pública-- acudió acompañada de uno de los dirigentes del movimiento que se ha opuesto a la instalación de gradas y pasto sintético en la cancha de futbol; según ella, la información requerida es de oficio y por ello debería estar publicada en el portal de transparencia de la DBJ.

Pasado el medio día de ayer jueves 16, Libre en el Sur buscó conocer la versión de la Delegación, pero hasta el momento de esta publicación no obtuvo respuesta.

De acuerdo con el testimonio de María Luisa Rubio y Roberto Bolaños, la DBJ había realizado prórrogas para entregar la información requerida y finalmente ofreció darla a través de consulta directa, lo que la ley contempla sólo para casos “excepcionales”, pues una autoridad está obligada a entregarla a través de oficios.

Así, la arquitecta Blanca Flores, encargada del Archivo Único, entregó a los vecinos tres carpetas, aunque la referente a la cancha de futbol fue proporcionada 30 minutos después.

“Cuando finalmente llegó la carpeta, los vecinos que acudimos a revisar el proyecto a las oficinas de la Delegación, descubrimos que dicha carpeta tenía el expediente incompleto. Habían quitado cuestiones claves como el estudio de impacto social y el de impacto ambiental”, acusaron.

Para documentar ante el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública lo ocurrido con el expediente incompleto, los vecinos tomaron fotografías con base en el artículo 207 de la Ley de Transparencia de la Ciudad de México, que permite que uno puede reproducir por medios propios la información entregada.

En ese momento llegaron funcionarios del área jurídica y dieron la orden de retirar las carpetas a los vecinos, dando por terminada la sesión. Para ellos era ilegal que se tomaran fotos; cuando los líderes ciudadanos citaron la Ley de Información Pública, uno de los empleados aseveró que le ley está sujeta a interpretaciones.

El artículo 207 de dicha ley es claro al respecto, y no sólo permite reproducir el material por medios con los que cuente el solicitante, sino que además precisa que la autoridad debe facilitar copias de lo requerido. Aquí textual:

“En todo caso se facilitará copia simple o certificada de la información, así como su reproducción por cualquier medio disponible en las instalaciones del sujeto obligado o que, en su caso, aporte el solicitante”.   

 

(En la Foto: Blanca Flores, encargada de Archivo Único de la DBJ, en el momento en que retira los expedientes a los vecinos. Tomada de un video aportado por los denunciantes). 

Deja un comentario: