Ciudad de México, marzo 5, 2021 06:58
Opinión Rebeca Castro Villalobos

¡Estoy apanicada!

Fue después de la cuarentena de los primeros meses que en este portal escribí sobre el Síndrome de la Cabaña, que explicaba mi sentir cuando la vida regresaba a la dizque normalidad, y la expectativa de retomar algunas de mis actividades, lo que me causaba desconfianza.  POR REBECA CASTRO