Ciudad de México, noviembre 30, 2020 02:17
Mariana Leñero Opinión

Cucarachas de cráneo

La  maldición de su presencia continuó por años.  Arruiné  más de una lavadora y secadora por uso excesivo;  desgarré  muñecos de peluche asfixiándolos en bolsas de plástico; sobrecargué la aspiradora y  destrocé almohadas. POR MARIANA LEÑERO Tener piojos en mi casa fue como haber consumido