Ciudad de México, mayo 19, 2024 23:28
Cultura Historia

Adiós a otro gran patrimonio de la ciudad: Tiran SCOP de Narvarte

Demuelen arquitectura magna dirigida por Carlos Lazo

Construirán en su lugar tres edificios, uno solo como museo al que llaman Centro Cultural; pero se desconoce el emplazamiento de 13 murales de valor incalculable.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Prácticamente no ha quedado piedra sobre piedra. La obra monumental dirigida y ordenada por el brillante arquitecto Carlos Lazo como secretario de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP), en la colonia Narvarte, ha sido demolido tras considerarse imposible su rescate tras los terremotos de 1985 y 2017.

Con ello se acabó un referente que a la vuelta dio el mismo nombre a una unidad habitacional, la SCOP, que por fortuna sigue en pie, y de toda una historia de la colonia Narvarte y toda la ciudad. Con Lazo participaron Augusto Pérez Palacios y Raúl Cacho, destacados participantes en la construcción de Ciudad Universitaria de la UNAM.

Hasta hace poco, el Centro SCOP era el monstruo pintoresco con enormes murales que asomaban lo lejos, en tránsito por el Eje Central, lo que indicaba la llegada al Eje 4 Sur de Xola. Formaba parte además de la vida cotidiana de otras tres colonias tradicionales de la alcaldía Benito Juárez: Álamos, Postal y Niños Héroes de Chapultepec.

Los 13 petromurales –llamados así porque están hechos con 120 tipos diferentes de rocas o teselas, son obra de los destacados artistas Juan O’ Gorman y José Chávez Morado, así como sus alumnos del Taller de Integración Plástica.

Los murales –que fueron removidos y resguardados a través de un movimiento asombroso con grúas para incluso ser restaurados– formarán parte de un nuevo centro cultural en el mismo sitio, aunque el proyecto, cotizado en 4,500 millones de pesos, ha sido cuestionado por vecinos y artistas.

En diciembre pasado, Libre en el Sur dio cuenta de que los activistas exigen que se respete el uso de suelo y solo se permitan comercios de barrio, no alterar el desplazamiento de las obras e involucrar a los expertos y la comunidad artística, cosa que, hasta ahora no sucedido.

Por ello la obra está pospuesta hasta que la Secretaría del Medio Ambiente dé su aval a partir de la negociación y acuerdos con los vecinos del predio, aunque prácticamente ya se tiró todo lo que fue el Centro SCOP sin la necesaria comunicación con los vecinos.

En la información publicada en este medio se consignó que con el apoyo de más de 600 ciudadanos, entre los que hay artistas plásticos, académicos, escritores, periodistas, arquitectos, diseñadores y vecinos, creadores de los murales del Centro SCOP, en la colonia Narvarte, así como sus herederos, ven nutrido su rechazo a cualquier intervención de las obras que implique desplazar, modificar o desvirtuar, en forma parcial o total, la distribución, conceptualización y su emplazamiento original.

Los quejosos se refieren a que en el nuevo proyecto no está claro el criterio para reubicar los murales, dado que de los tres edificios planeados, solo uno será museo, al que llaman Centro Cultural. Los otros edificios albergarán las oficinas de la actual Secretaría de Comunicaciones y su archivo. Los diferentes murales en la SCOP estaban integrados a la arquitectura de los edificios.

“Evidenciamos que la disposición concreta de cada una de las obras murales y escultóricas del Centro SCOP no es ni fruto del azar ni de decisiones precipitadas, sino que es el resultado de una planeación sumamente esmerada, apoyada en el trabajo en equipo multidisciplinario, lo que produjo un proyecto plástico unitario, interconectado, de sentido monumental, lecturas múltiples y estrechamente ligado al espacio y a la arquitectura para la cual se concibió”, advierten los 608 firmantes de una carta dirigida a los gobiernos federal y de la ciudad de México, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), la Secretaría de Cultura (SC) y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL)”.

El temor se ha dio abonando desde 2018, cuando por la falta de claridad gubernamental hubo versiones de que la remodelación del complejo implicaría la demolición de la mayor parte de las construcciones, según publicó en su momento el diario El País, lo que resultó cierto al final. Fue ante ello que surgió la Iniciativa Ciudadana En Defensa del Centro SCOP.

El 18 de octubre pasado, Libre en el Sur consignó que el Centro SCOP fue declarado Monumento Artístico mediante decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación. Dicho conjunto, construido entre 1952 y 1954, resultó dañado por los sismos de 1985 y 2017. A raíz de este último quedó prácticamente inhabilitado.

El decreto destaca al conjunto arquitectónico como un ejemplo del movimiento moderno internacional de los años 60 y como un “proyecto innovador de creación artística colectiva” en los trece murales de mosaico que cubren los muros de sus fachadas y algunos espacios interiores.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas