Ciudad de México, septiembre 19, 2020 18:08
Julio 2020

Vecinos en Cuarentena / Mi vida en el CUPA

En verdad los días se han hecho muy largos y aburridos, teniendo la necesidad de acceder a los programas de noticias y de entretenimiento que proporciona la televisión comercial de paga. Por fortuna, convivo con mi hermana y mis sobrinas, lo cual nos permite comunicarnos y compartir desayunos, comidas y cenas.

NARCISO GALLEGOS

La epidemia mundial del Coronavirus que ha afectado a todos los ciudadanos de todos los países del mundo, ha provocado el contagio de millones de personas, así como el fallecimiento de más de cuatrocientos sesenta y cinco mil personas.

Obviamente México no ha sido la excepción de este problema Sanitario Mundial, por lo cual las Autoridades Sanitarias Federales y Locales del país nos han instruido a millones de mexicanos a vivir en el confinamiento, es decir que tenemos la necesidad de conservar salud en nuestros entornos personales y familiares, para que así tengamos la oportunidad de no contagiarnos, ni fallecer, ya que a la fecha lamentablemente han sido contagiadas ciento setenta y cinco mil doscientas dos y han fallecido veinte mil setecientos ochenta y un personas.

Como vecino del Centro Urbano Presidente Alemán (el multifamiliar conocido como CUPA), al no haber otra alternativa desde hace cuatro meses, en compañía de mi familia vivimos confinados en nuestro departamento.

En verdad los días se han hecho muy largos y aburridos, teniendo la necesidad de acceder a los programas de noticias y de entretenimiento que proporciona la televisión comercial de paga. Por fortuna, convivo con mi hermana y mis sobrinas, lo cual nos permite comunicarnos y compartir desayunos, comidas y cenas. Es necesario expresar que tenemos problemas con la conciliación de dormirnos normalmente en las noches pues los impactos psicológicos que nos ha traído la epidemia, también hemos venido teniendo alteraciones a la hora de dormir en las noches, ya que actualmente conciliamos nuestro sueño a la 1 de la madrugada o después de este horario, lo cual no nos permite tener un descanso normal.

La epidemia, también me impide ser representante de mi Comunidad Vecinal a partir del primero de junio del presente año. Situación que tuve como Coordinador del Comité Vecinal que representó a las mil ochenta familias del CUPA, de 2010 a 2013, logrando gestionar programas sociales ante instituciones del gobierno de la Ciudad de México, para la realización de obras que han venido beneficiando a quienes vivimos en esta unidad habitacional, como enrejar en el perímetro externo del CUPA, así como lograr el mantenimiento y mejora de Áreas Comunes, de nuestros Jardines, la cancha deportiva y la instalación del Primer Gimnasio Urbano de las unidades habitacionales que existen en la Ciudad de México.

Finalmente seguiré viviendo en el confinamiento e invirtiendo el tiempo.

Vecino del CUPA desde hace 51 años e integrante de la Comisión de Participación Comunitaria del mismo. Presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados del multifamiliar. Fue por 14 años maestro de Historia de México en la FCPyS de la UNAM.

comentarios

Artículos relacionados