Ciudad de México, julio 18, 2024 13:40
Ciencia y tecnología UNAM

Se diseñan en la UNAM soluciones integrales

“Nos dedicamos a crear objetos pensando en cada usuario”, explica Luis Equihua Zamora

Realizan en la UNAM exposición Mega Entrega y conferencia “Oportunidades de las nuevas tecnologías para atender a las personas con discapacidad”.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

La Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM cuenta con el Centro de Investigaciones en Diseño Industrial (CIDI) y con el Seminario de Arquitectura y Diseño Incluyentes (SADI), cuyos planes basados en la creatividad e innovación están al servicio de la sociedad.

En la exposición Mega Entrega se presentaron aproximadamente 200 proyectos de investigación y formación profesional de estudiantes del reciente semestre.

Prototipos, mobiliario, joyería, bicicletas, zapatos, cerámica, juguetes, entre otros objetos, mostraron el ingenio de quienes se forman en esa disciplina, en ocasión de los 55 años de diseño industrial en esta casa de estudios.

El coordinador del CIDI, Luis Equihua Zamora, expuso: cada semestre abrimos las puertas para compartir lo que nuestro alumnado ha hecho; es esencial conectarnos con la gente que usa artefactos para su vida diaria, trabajo o para lo que requieran. Los diseñadores industriales nos dedicamos a crear artefactos pensando en cada usuario, cómo lo necesita y para qué lo usará, enfatizó.

La exposición, acotó, también tiene el objetivo de efectuar networking, con el propósito de tener acercamiento con los representantes de las empresas y conozcan qué objetos proponen los estudiantes.

Recordó que el CIDI cuenta con egresados reconocidos a nivel global, quienes laboran en empresas mexicanas o transnacionales, por ejemplo:

María Esther Mejía González, designer para Volkswagen Group of America; Jorge Furuya Mariche, quien lideró el grupo de diseño para Alexa Communications, y es jefe de Diseño de UX de Automóviles de Volvo Cars; o bien, Einar Castillo Aranda, miembro permanente del Design Team de VW Alemania y autor del ID. Buzz, vehículo inspirado en la emblemática Combi.

Las creaciones de alumnos de 4.º, 6.º y 8.º semestres cautivaron a los asistentes a la Unidad Multidisciplinaria de la FA con sus prototipos, como es el caso de Assol Hernández Uribe, alumna de Diseño VIII, quien es parte de un grupo que elaboraron drones con diferentes temáticas a partir del análisis de los factores ergonómico (interacción) y estético (deseabilidad) en el sistema “personas-objetos-entornos”.

La exposición, realizada en la planta baja y el primer piso del edificio que alberga al Centro, reunió los trabajos finales de más de 30 materias cursadas durante el semestre, donde se obtuvieron aprendizajes como función práctica-utilitaria, función ergonómica, función estética, así como aspectos de producción.

Se incluyó la colección de 32 modelos de ajolote, un “Art Toy”, prototipo impreso en 3D con tecnología FFF (fabricación con filamento fundido). Las piezas fueron personalizadas y decoradas con técnicas mixtas; su diseño fue mediante inteligencia artificial generativa.

Se exhibieron, entre otros, mobiliario original, sillas, taburetes y multifuncionales; calzado, como desarrollo de producto terminado con marca y empaque. Asimismo, el limpiador de envases cilíndricos, separador de claras y yemas, triturador de semillas, un dispositivo frontal de dos ruedas para bicicletas estándar, dirigido a personas adultas mayores, a fin de que tengan más seguridad al usar el vehículo y eviten caídas.

Calidad de vida

Al dictar la conferencia “Oportunidades de las nuevas tecnologías para atender a las personas con discapacidad”, el titular del SADI, Mauricio Moyssén Chávez, explicó que en la Universidad Nacional, que responde a la realidad del país, se enfrentan diversos retos. Hacemos esfuerzos importantes, cada quien desde su posición, para mejorar las condiciones de vida de las sociedad.

Ejemplo de ello, prosiguió, son el CIDI y el SADI donde hemos impulsado proyectos de investigación con distintas dependencias, como las facultades de Ingeniería, y de Psicología; la Escuela Nacional de Trabajo Social; el Instituto de Ingeniería o el Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Aplicaciones Interactivas para la Neuro-Rehabilitación, del Instituto de Fisiología Celular.

Para nosotros es fundamental que usen un objeto de manera cómoda, con seguridad y autonomía, elementos que sumados nos llevan al concepto de dignidad, señaló el experto. 

El profesor de la FA afirmó que hay quienes tienen discapacidad temporal, permanente o progresiva y requieren auxiliares de marcha, por factores como la edad; muletas, andaderas, sillas de ruedas, etcétera.

Desde la antigüedad, rememoró, se ha tratado de atender esta necesidad y se ha buscado la similitud con el miembro amputado. En la actualidad los egresados diseñan triciclos para niños con problemas de motricidad y coordinación, muletas adaptables o un juego que permite a un menor practicarlo con otros niños para su integración social.

En el Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT) también se creó un “sistema Wearable para evaluación biomecánica de movilidad de la columna y articulaciones finas por sensores inerciales”, precisó.

El ingenio de los estudiantes del CIDI es notable: tomando como base el juguete mexicano “atrapa-novios”, Juan Carlos Sebastián diseñó el socket de prótesis, “que es la parte más delicada porque está en contacto directo con el cuerpo, y el muñón cambia de forma y volumen, e implica un gasto cada vez que se modifican las medidas del brazo o miembro amputado”. Gracias a este sistema, que fue motivo de una patente, se puede ajustar de manera natural.

Añadió que los trabajos se enfocan a cuatro grupos de discapacidades: física (de miembros superiores e inferiores), sensorial, cognitiva y psicosocial.

También hay que considerar a las y los de la tercera edad, mujeres embarazadas, niñas, niños, gente de tallas extremas (con obesidad, tallas pequeñas o gigantes), incluso la población zurda, que en ocasiones es desatendida al momento de diseñar objetos.

Durante su participación en el Martes Coloquial del ICAT, Mauricio Moyssén propuso crear una Red de Investigación Aplicada de la UNAM, a fin de desarrollar proyectos conjuntos, fomentar el trabajo colaborativo entre entidades, sumar conocimientos y habilidades, compartir experiencias y aprendizajes, ofrecer soluciones integrales a los problemas, optimizar los recursos humanos y materiales, además de aumentar la eficiencia, productividad y difusión.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas