Ciudad de México, noviembre 29, 2020 08:28
Ciencia y tecnología

Buscar vida en otros planetas puede resultar una industria muy lucrativa

ANDRÉS ZIMBRÓN

El derroche económico por encontrar vida en otros planetas puede resultar una de las industrias más lucrativas en todo el mundo. Un reporte de la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State) aseguró que las inversiones por encontrar vida alienígena o Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI por sus siglas en inglés) superan los 100 millones de dólares al año financiados por instituciones privadas, y donaciones filantrópicas anónimas esporádicas.

Andrew Siemion, astrofísico y líder de un estudio de radio de 20 sistemas estelares cercanos alineados con el plano orbital de la Tierra en compañía de Sofía Sheikh, asesora en la Universidad de California (UC) afirmaron a la revista especializada The Astrophysical Journal que los fondos invertidos en las organizaciones SETI han sido un gran catalizador para la información de la comunidad científica y está aportando mucho a los científicos.

No obstante, la situación de financiamiento a este tipo de organizaciones preocupa a varios astrónomos debido a que pueda distorsionar el sentido real de la ciencia. Fernando Camilo, coordinador de científicos en el Observatorio de Radioastronomía de Sudáfrica dice “La gran inversión para incentivar a las organizaciones SETI quienes pretenden buscar vida alienígena deja menos tiempo para hacer astronomía y además, el proceso reflexivo sobre en qué se está invirtiendo pone en tela de juicio si vale la pena invertir con el propósito de buscar vida en otros planetas”.

Pero los defensores de SETI no ven de la misma manera esta situación, pues ellos afirman que cada vez más están trabajando de la mano de científicos, quienes buscan estudiar astrobiología con el objetivo de encontrar vida fuera del planeta Tierra, esa es la conclusión lógica de programas de esta índole.

Cabe señalar que el dinero se invierte principalmente en desarrollar telescopios de alta calidad con el objetivo de apuntar a las estrellas individuales y encontrar algún rastro de vida. El proyecto LaserSETI, financiado por el Instituto SETI en Estados Unidos cuesta cerca de 30 mil dólares por cada telescopio, el cual utiliza dos cámaras, dispositivos electrónicos para captar la luz del cielo y cinco objetivos tipo ojo de pez. La organización tiene la intención de instalar 60 de estos telescopios en todo el mundo para una cobertura 24/7.

Además, el Instituto SETI está construyendo dos observatorios, cada uno con un conjunto de 80 telescopios con lentes de 50 centímetros de ancho agrupados en ocho a fin de erradicar los falsos positivos de vida extraterrestre. El proyecto está financiado por el cofundador de Qualcomm, Franklin Antonio, pero debido a la pandemia por Covid-19 se han retrasado las construcciones del proyecto en 2020.

Las inversiones por encontrar vida en otros planetas no son algo nuevo. En 1960, las Búsquedas de Inteligencia Extraterrestre (SETI) aumentaron casi un 45 por ciento, superando las investigaciones de los océanos en la Tierra y quedando muy cerca de las misiones espaciales que en su mayoría son impulsadas por la NASA y en años recientes por el capital de organizaciones privadas.

NOTIPRESS

comentarios

Artículos relacionados