Ciudad de México, octubre 1, 2022 04:02
Salud

Más del 20% de los adolescentes mexicanos no reconocen su obesidad

Resultados de estudio internacional muestran el deseo de los adolescentes de perder peso y mejorar su salud. Pero uno de cada tres jóvenes se siente incapaz de comentarlo con sus padres.

FERNANDA MARTÍNEZ

En México, 43 por ciento de los niños y adolescentes de entre 12 y 19 años viven con obesidad o sobrepeso, según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ESANUT). Sin embargo, padecer obesidad y que no sea reconocida puede poner en peligro la salud del niño o adolescente, según el estudio Action al cual NotiPress tuvo acceso. Dicho dato es alarmante en México pues el 24% de los adolescentes no se dan cuenta de que padecen de obesidad, de acuerdo con el estudio patrocinado por Novo Nordisk. Entre las consecuencias de no reconocer la enfermedad se encuentra el padecimiento de enfermedades crónicas, problemas de salud mental, afecciones cardíacas, diabetes tipo dos, e incluso cáncer.

Se realizó el estudio con la participación de 10 países, entre ellos México, Australia, Arabia Saudita, Corea del Norte, Colombia, España, Italia, Reino Unido, Taiwán y Turquía. Participaron cinco mil 275 adolescentes de entre 12 y 17 años que viven con obesidad, cinco mil 389 cuidadores y dos mil 323 profesionales de la salud. Se presentó el estudio en el Congreso Europeo de Obesidad (ECO) en Maastricht, Países Bajos el 5 de mayo del 2022.

Diversos estudios afirman que los niños y adolescentes con obesidad tiene tres veces más riesgo de enfrentar una muerta temprana en la edad adulta en comparación con aquellos sin el padecimiento. Dicha afirmación fue retomada por el estudio y aseguraron que uno de cada tres padres no logra reconocer la obesidad en su hijo o hija.

Stephen Gough, vicepresidente sénior y director médico global de Novo Nordisk, comentó que el estudio logra capturar las percepciones, actitudes y barreras potenciales para el cuidado correcto de la obesidad. Asimismo, destacó la importancia de impulsar el cambio en la obesidad, pues cuatro de cada cinco niños vivirán con obesidad hasta la edad adulta. Igualmente, señaló al padecimiento como un problema de salud pública ‘sin resolver’, la cual afecta la vida de los jóvenes. Una de las autoras del estudio Action, Vicki Mooney, afirmó que los resultados mostraron el deseo de los adolescentes de perder peso y mejorar su salud. Pero, uno de cada tres jóvenes se siente incapaz de comentarlo con sus padres o cuidadores y deciden recurrir a las redes sociales para buscar orientación.

Por otro lado, el estudio demostró que es necesario mejorar la educación en los profesionales de la salud. Más del 80% de los médicos dijeron no haber recibido una capacitación relevante sobre cómo manejar la enfermedad. En ese sentido, Jason Halford, jefe de la Escuela de Psicología de la Universidad de Leed y presidente de la Asociación Europea para el Estudio de Obesidad pidió no subestimar el impacto de la enfermedad en los jóvenes. Asimismo, solicitó a los gobiernos y sociedades reconocer a la obesidad como una enfermedad y tratarla como tal.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y sobrepeso son la acumulación excesiva o anormal de grasa. Se puede saber si un niño o adolescente padece de obesidad midiendo la altura y peso en un consultorio médico.

NOTIPRESS.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas