Ciudad de México, mayo 18, 2024 16:41
Alcaldía Benito Juárez Ciudad de México

Advierte Premio Nacional de Química que elementos cancerígenos pudieron esparcirse por acuífero

Con base en estudio certificado, Miguel Méndez-Rojas descarta presencia de gasolina en agua envenenada

Alerta que compuestos halogenados descubiertos en líquido consumido en BJ pueden provocar somnolencia, daño renal, de higado y del sistema nervioso, alteraciones inmunológicas y fallas en el sistema reproductivo.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

El investigador Miguel Méndez-Rojas, doctor en química por la Texas Christian University y miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel III, advirtió este lunes que el agua contaminada que se ha consumido en la alcaldía Benito Juárez tiene elementos dañiños que pueden provocar enfermedades del sistema nervioso central y cáncer.

Méndez-Rojas analizó un estudio independiente y certificado, dado a conocer por el movimiento vecinal de vecinos contra la contaminación del agua, en diferentes colonias de la BJ. El laboratorio que lo realizó tiene el npumero de acreditación número AG-188-051/11 del 18 de mayo de 2011 y aprobación númeroCNA-GCA-2536, vigente hasta el 24 de octubre del 2024.

De acuerdo con el especialista en la investigación de los nanomateriales y sus aplicaciones biomédicas, ambientales, así como sus interacciones con moléculas de interés farmacológico y biológico (nanobioinorgánica), especificó que de acuerdo con dicho estudio el agua no fue contaminada ni por gasolina ni por diesel dervivados de fugas de Pemex o la extracción por huachicoleo, sino por solventes halogenados, algunos de caracter aromático y otros de “cadena corta”, como fluor, bromo o cloro.

“Muchos de estos organohalogenados son tóxicos e incluso potenciales agentes carinogénicos”, alertó en un hilo publicado en la red social X.

Miguel Ángel Méndez-Rojas explicó que “muchos de estos compuestos se emplean como precursores químicos para preparación de medicamentos, pesticidas o plásticos. También se emplean de manera muy común en procesos de limpieza (desengrasado) de piezas mecánicas, como solventes industriales o incluso para limpieza de ropa en tintorerías.

Y en un párrafo expresó la gravedad potencial del agua contaminada, que pudo expandirse por el acuífero. “No debe descartarse –sostuvo el experto– la posibilidad de un derrame accidental o el desecho indebido de residuos clorinados en drenaje o en sitios ilegales (suelos, barrancas, baldíos) que podrían alcanzar mantos freáticos y pozos de agua potable” de otras zonas de Ciudad de México.

El investigador de la Universidad de las Américas advirtió que entre las afectaciones a la salud de las personas que pueden provocar esos solventes desechados están somnolencia, mareos, daño renal, de hígado y del sitema nervioso central, así como alteraciones inmunológicas, fallas en el sistema reproductivo y cáncer.

“Por eso –explicó el ganador del Premio Nacional de Química 2022– se han desarrollado alternativas para disminuir o evitar su uso, así como protocolos de desecho y destrucción muy estrictos”, enfatizó. “La contaminación existente en agua para uso humano, no solo en la alcaldía de Benito Juárez, sino en otras partes del mundo, es un tema de preocupación serio. Deben tomarse las medidas prontas y efectivas para identificar la fuente de contaminación. Y mitigar el daño causado”.

El colectivo Guardianes del Agua emitió un comunicado en el que se refiere al mismo estudio de laboratorio, encargado por los vecinos ante la negativa del gobierno a transparentar los tóxicos presentes en el agua de consumo en la Alcaldía Benito Juárez.

Al afirmar que esta agua no es apta para consumo humano, exigió que el gobierno de Ciudad de México dé a conocer los resultados de sus propios estudios, así como “redefinir, de inmediato, sus acciones de protección a la ciudadanía”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas