Ciudad de México, septiembre 22, 2021 20:25
Sociedad

Cómo es que el uso cubrebocas ha reducido incidencias de gripe e influenza

Actualmente en México y el mundo, el uso del cubrebocas en conjunto con las demás medidas de seguridad sanitaria han sido fundamentales para disminuir las infecciones por Covid-19.

Sin embargo, expertos del Hospital Houston Methodist afirman, estas medidas de protección han ayudado a la reducción de casos de influenza A y B, gripe estacional y otras enfermedades virales.

El doctor Wesley Long, director médico de microbiología de diagnóstico en dicho hospital, señala para NotiPress, la baja histórica de casos de influenza en Estados Unidos. También comenta, no solo es la gripe, ya que han habido tasas muy bajas del virus respiratorio sincitial durante el cierre de marzo y abril del 2020.

Asimismo, puntualiza, la caída en todos los tipos de virus respiratorios comenzó al inicio del bloque en marzo de 2020 por la pandemia. De igual forma, comenta que la cantidad de rinovirus y enterovirus solo comenzó a aumentar cuando las restricciones y medidas de prevención empezaron a disminuir en Estados Unidos en abril y mayo del mismo año. Para el doctor Long, las medidas de seguridad han sido muy reveladoras en términos de reducción de infecciones y asegura que estos bloqueos realmente funcionan.

“Cuando comenzamos a salir de casa nuevamente, algunos virus regresaron y cuando se reforzaron las medidas, vimos nuevamente una reducción”, destaca el doctor y director médico de microbiología. “Esto nos da la esperanza de poder controlar el COVID-19 a medida que lanzamos vacunas para combinar estas intervenciones de salud pública, pero también nos ayudan con otro tipo de virus que ocasionan enfermedades respiratorias”.

Basado en un informe publicado por el Gobierno de México, se encontró que el cubrebocas con primer lugar en eficiencia es el fabricado con tres capas de poliéster. En este sentido, este tipo de cubrebocas cuenta con 93% de protección y pasan por él microgotas respiratorias menores a 0.65 micrómetros. En segundo lugar y con 83% de eficacia, está el creado con una capa de licra, algodón y poliéster, el cual permite pasar microgotas respiratorias menores a 0.68 micrómetros.

Los pasos fundamentales para alcanzar una mayor efectividad al usar cubrebocas son lavarse las manos antes y después de quitarse el cubrebocas. Asimismo, ajustarlo de tal manera que no queden aberturas por los extremos, extraerlo de su empaque por las tiras y lavarlo con agua caliente y detergente si es de tela.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los científicos, el uso de cubrebocas o mascarilla también funciona para proteger a las personas sanas al entrar en contacto con una persona infectada o para el control de fuentes, es decir, si una persona infectada la utiliza para no contagiar a otros. El objetivo es evitar la transmisión de agentes infecciosos, evitar el contacto con las salpicaduras de fluidos potencialmente patógenos de Covid-19, y de gripe e influenza.

NOTIPRESS

comentarios

Artículos relacionados