Ciudad de México, noviembre 24, 2020 20:39
Libre en el Sur

Cumple 30 años el Instituto Mora, en San Juan Mixcoac; surgió como biblioteca y hoy es centro de excelencia

Este viernes 24 de septiembre el Instituto José María Luis Mora de estudios históricos y sociales cumplirá 30 años de haber abierto sus puertas en la casa que habitó el destacado político y reformista Valentín Gómez Farías. En este lapso se ha ido consolidando como una institución académica de alto nivel, que conjunta esfuerzos con otras instituciones de investigación y educación superior del país y es una de las entidades que conforman el Sistema de Centros Públicos Conacyt.

Fue creado por decreto presidencial el 24 de septiembre de 1981 como un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal y el 11 de octubre de 2006 fue reestructurado. Un antecedente del actual Instituto fue Bibliotecas Mexicanas A.C., creada en 1976. Su fin principal era albergar un acervo bibliográfico especializado en historia de México.
Posteriormente, la asociación se disolvió y su fondo contribuyó en forma importante a la creación de la biblioteca del Instituto en ciernes, indispensable para una institución dedicada a la historia y las ciencias sociales. La Biblioteca comenzó los primeros esfuerzos de automatización de sus servicios y generó una base de datos como proyecto pionero en el país, con un acervo de aproximadamente 45 mil volúmenes. Actualmente supera los 150 mil libros.
El Instituto inició sus programas docentes con dos maestrías: Historia de América y Sociología Política. En 1985 se creó la Maestría en Estudios Regionales y aparecieron las primeras publicaciones producidas por el Instituto. En septiembre de 2004, uno de los sucesos más importantes de la actividad docentes del Mora fue la apertura del Doctorado en Historia Moderna y Contemporánea.
Hasta el 2006 terminaron estudios en los posgrados del Instituto Mora 418 estudiantes, de los cuales 401 presentaron tesis, y 400 obtuvieron el grado, lo que da una tasa de graduación del 95.7 por ciento. Para cumplir con los objetivos establecidos en su decreto de creación, el Instituto se encuentra organizado en torno a dos áreas sustantivas básicas, investigación y docencia; tres áreas sustantivas de apoyo, biblioteca, publicaciones e informática, y una más de vinculación y difusión. Además, cuenta con un área administrativa, en la que se apoyan todas las demás. Entre las investigaciones realizadas ahí destacan las de historia oral, incluidas las referentes a la vida en los barrios de Mixcoac.

comentarios

Artículos relacionados