Ciudad de México, diciembre 5, 2020 01:52
Libre en el Sur

Insólita manifestación vecinal contra obras ilegales en BJ; delegado Romero se esconde

Este medio día, el jefe delegacional Jorge Romero Herrera optó por resguardarse en su despacho de la calle de Uxmal mientras afuera unos 300 vecinos de Benito Juárez le exigían “dar la cara” con el asunto de las obras ilegales. Los residentes, llegados de prácticamente toda la demarcación, lo acusaron con gritos y pancartas de ser cómplice de desarrolladores inmobiliarios.

Frente a un “edificio” hecho con cajas de cartón, Christian Lujano, director general de Participación Ciudadana, sólo ofreció a los inconformes –acompañados por la diputada perredista Dinorah Pizano, la excandidata del PRI a la jefatura delegacional, Mariloli Fuster; el actor Pablo Gorgé y el abogado ex panista Jesús González Schmall– que ingresara una “comisión” de seis personas, lo que resultaba inadmisible para los manifestantes: “Que salga él”, exigían. “¡Que baje Romero, que baje Romero!”, gritaban una y otra vez, portando pancartas que denunciaban la corrupción de autoridades delegacionales.

Aunque todo el tiempo fue una manifestación pacífica, la jornada tuvo momentos candentes, como cuando Pizano denunció que el director general de Protección Civil de la DBJ, Ángel Luna Pacheco, estaba difundiendo que ella “ya se vendió”. Pizano exclamó: “Yo no me vendo. Él es el corrupto, sabemos que es un extorsionador”. Al propio Luna Pacheco reclamaron en persona los vecinos de Xoco, y el funcionario se retiró.

Otra situación que indignó a los vecinos fue que Pablo Niebla, presidente del Consejo Ciudadano Delegacional, había ingresado al edificio sin su consentimiento, lo que implicó que se asentara en un acta que desconocían cualquier acuerdo que él tomara con el delegado. Más tarde, Niebla aclaró a Libre en el Sur que fue invitado por la autoridad, y que le habían dicho que ahí estarían otros líderes, como Héctor Rojas, dirigente de la asociación Vecinos del Parque Hundido, lo que era falso, por lo que no fue su intención dar albazo alguno.

Ante la negativa de Romero para reunirse en público, los manifestantes –encabezados, además de Rojas, por Sandra Castellanos, coordinadora del Comité Ciudadano de Insurgentes Mixcoac; Irma de la Sierra, dirigente del Frente Benito Juárez, y otros tantos líderes o coordinadores de Comités Ciudadanos de colonias que presentan los casos más emblemáticos de obras ilegales, como Xoco, Del Valle, San José Insurgentes, Tlacoquemécatl, Acacias, General Anaya, Villa de Cortés, Narvarte, Nochebuena, Mixcoac, Portales y San Simón– marcharon por Municipio Libre hasta Cuauhtémoc, vialidad que a su vez tomaron hacia el norte hasta Miguel laurent, donde permanecieron unos minutos en plantón. La diputada Pizano, entretanto, los esperó en la explanada delegacional.

Lo marchistas regresaron sobre sus pasos y los funcionarios delegacionales no modificaron en nada la propuesta de que Romero recibiría una comisión. Pero los manifestantes sostuvieron su exigencia de ver al delegado de manera abierta y pública, y decidieron ir al Salón Vertical, ubicado en el Deportivo Benito Juárez, para ahí esperarlo. Camino a este sitio, Libre en el Sur pudo constatar cómo elementos de seguridad de la DBJ daban la orden de que cerrararan el salón: Definitivamente Romero no hablaría con los vecinos. Fue cuando Dinorah Pizano anunció que solicitará al Gobierno del DF “sentar” a Romero, “ya que a nosotros no nos hace caso”. El abogado Jesús González Schmall anunció que la negativa del jefe delegacional quedará asentada en un acta que formará parte de una demanda penal.

A pesar de que todos los líderes vecinales que acudieron son conocidos e identificables, con autonomía propia, seguidores de Romero en Twitter buscaron reducirlos a un grupo de rijosos manipulados por la diputada Pizano. En un comunicado, los vecinos establecieron que “llevamos tres meses escuchando en reiteradas ocasiones las promesas vacías del delegado Jorge Romero por enfrentar los problemas y molestias que generan estas construcciones ilegales. El tiempo pasa y las promesas siguen siendo palabras al viento que no se concretan en un solo hecho definitivo que muestre a los vecinos la capacidad y sobre todo buena voluntad del equipo de Romero por enfrentar este problema del lado de lo que la ley claramente determina.

“Lamentablemente –añadieron–la visión económica es la única que hoy tiene voz con las autoridades, que se han vuelto cómplices con su silencio y omisión. Requerimos que en forma inmediata, el delegado Jorge Romero atienda en forma personal este problema, clausurando definitivamente las obras que violen las normas de construcción en forma directa o, en su caso, solicite el apoyo de distintas dependencias del Gobierno del Distrito Federal facultadas para esto, como la SMADF, INVEA, PCDF. Estamos cansados de escuchar sistemáticamente que ‘un juez otorgó un amparo a la constructor'”.

comentarios

Artículos relacionados