Ciudad de México, agosto 9, 2022 02:00
Economía

Formalizan Estados Unidos y Canadá quejas a gobierno de AMLO por política energética

Ambos países acusan violaciones de México al T-MEC

Responde AMLO en mañanera  que “no va a pasar nada” con el reclamo de sus socios y se burla con ¡Uy qué miedo! de Chico Che.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

Los gobiernos de Estados Unidos y Canadá acusaron violaciones por parte de México al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (T-MEC), del que los tres países son miembros.

En respuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró sin embargo  que “no pasa nada” y a manera de burla hizo sonar la canción Uy qué miedo, interpretada por  Chico Che, durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

Estados Unidos denunció este miércoles  que la política energética del presidente Andrés Manuel López Obrador viola cuatro artículos del Tratado de Comercio entre México, EU y Canadá (T-MEC) negando el acceso al mercado mexicano a compañías privadas y dar preferencia a Pemex y CFE.

Al anunciar formalmente su solicitud de consultas al Gobierno de México, la Oficina del Representante Comercial de EU (USTR, en inglés) citó violaciones a cuatro artículos contenidos en los capítulos de Acceso a Mercado, Inversión y Empresas Paraestatales del acuerdo comercial vigente desde 2020.

A su vez, Canadá señaló que lanzará sus propias consultas con México sobre sus políticas energéticas, que dice son inconsistentes con un nuevo pacto comercial de América del Norte (T-MEC), apoyando una medida similar anunciada anteriormente por Estados Unidos.

La Oficina del Representante Comercial de EU (USTR, en inglés) indicó que la política energética del Presidente Andrés Manuel López Obrador viola cuatro artículos del T-MEC negando el acceso al mercado mexicano a compañías privadas y dar preferencia a Pemex y CFE.

“Estamos de acuerdo con Estados Unidos en que estas políticas son inconsistentes con las obligaciones de México en el T-MEC”, dijo Alice Hansen, portavoz de la ministra de Comercio Internacional de Canadá, Mary Ng, en un comunicado enviado a la agencia Reuters.

“Nos estamos uniendo a Estados Unidos en la toma de medidas mediante el lanzamiento de nuestras propias consultas en el marco del T-MEC para abordar estas preocupaciones, al tiempo que apoyamos a Estados Unidos en su desafío”, sostuvo Hansen.

La USTR estadunidense in dicó apor su parte que el objetivo que se busca  es, como siempre, “obtener una solución: reabrir realmente el mercado para permitir que nuestros inversores y nuestras empresas operen allí (en México)”.

Un alto funcionario de la Oficina Comercial aseguró que la política energética de México instrumentada desde diciembre de 2018 viola el Capítulo 2 del T-MEC dedicado al Acceso al Mercado en específico los artículos 2.3 y 2.11 relativos al trato nacional y a restricción de importaciones y exportaciones respectivamente.

Al mismo tiempo, el USTR denunció violaciones al Capítulo 14 dedicado a Inversión en su artículo 14.4 relativo al trato nacional así como al Capítulo 22 dedicado a Empresas Propiedad del Estado en su artículo 22.5 en el que se establece que los entes reguladores de dichas empresas deben actuar imparcialmente.

De acuerdo con funcionarios del USTR, la Administración del Presidente Joe Biden está consciente que este apenas es el primer paso de lo que ese prevé sea un largo proceso de solución de disputas y que en estos momentos confía en una resolución vía consultas y no en reparar daños vía establecer aranceles.

“El éxito (de este proceso) no son los aranceles pues eso no restablece acceso al mercado (mexicano) ni consigue nuestros objetivos. (Los aranceles) son una posibilidad en el futuro si no podemos resolver esto a través de otros medios pero no es a dónde nos dirigimos en este momento”, dijo el funcionario de USTR.

Las consultas son una serie de diálogos en la que las partes buscarán un común acuerdo. En caso de no lograrlo el solicitante, en este caso Estados Unidos, pasaría al establecimiento de un panel de solución de controversias.

Para el gobierno estadounidense, la solicitud de consultas comunicada a México abarca diversas actividades dentro del sector energético que van desde el bloqueo a la operación de empresas de energías renovables pero también los obstáculos en temas como la importación y almacenamiento de combustibles.

De manera más concreta, la Administración Biden busca que el Gobierno del Presidente López Obrador de marcha atrás en por lo menos cuatro acciones concretas de las cuáles la primera es la reforma de 2021 a la Ley de la Industria Eléctrica que da preferencia a plantas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En segundo lugar, el Gobierno de EU va en contra de la inacción, demoras, denegaciones y revocaciones de diversos permisos para empresas privadas en el sector energético mexicano que incluyen entre otros el dar preferencia a la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) en la venta minorista de gasolina.

También, los funcionarios de USTR denunciaron como violatorias del acuerdo comercial regional la decisión de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) de 2019 para ampliar hasta el año 2025 el plazo para que Pemex reduzca el contenido de azufre en el diesel comercial (de 500 a 15 partes por millón).

En un cuarto punto, la Administración Biden también busca la eliminación del reciente decreto de junio de 2022 por el cual la Secretaría de Energía (Sener) obligaba a las empresas privadas a comprar gas natural a Pemex y CFE, argumentado que tienen capacidad en exceso que estas no aprovechan.Hora de publicación: 08:27 hrs.

Canadá señaló que lanzará sus propias consultas con México sobre sus políticas energéticas, que dice son inconsistentes con un nuevo pacto comercial de América del Norte (T-MEC), apoyando una medida similar anunciada anteriormente por Estados Unidos.

Tras el anuncio de USTR, la Secretaría de Economía (SE) informó que recibió la solicitud para el inicio de consultas por parte de EU con relación a la política energética.

Al abordar el tema, el Presidente López Obrador dijo que sus opositores se frotan las manos con el reclamo de Estados Unidos y respondió proyectando en el Salón de Tesorería una canción de Chico Che: Uy qué miedo.

“No va a pasar nada, pero ya se están frotando las manos hablando de que ahora sí. Igual de cómo supuestamente me recibieron en la Casa Blanca… Vamos a terminar con eso de que nos van a llamar a cuentas para que expliquemos la política energética de nuestro País, nos tiene muy preocupados, a ver si consigues a mi paisano Chico Che y ponemos ‘Uy qué miedo’ y la ponemos”.

AGENCIAS.

comentarios

Artículos relacionados