Ciudad de México, abril 12, 2024 09:40
Deportes Economía

Es el aguacate mexicano estrella del Super Bowl

Se espera que los estadunidenses consumirán más de 62 millones de kilos de guacamole durante el clásico.

Más de mil 450 millones de alitas de pollo se consumirán este domingo durante la transmisión del Super Bowl entre los Kansas City Chiefs y los Philadelphia Eagles.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

Pese a los contratiempos sufridos por los exportadores mexicanos de aguacate en los últimos meses por la caída en el precio de su producto, se espera que el consumo de guacamole durante el Super Bowl 2023 supere la cifra demás de 62 millones de kilos de guacamole, la salsa que se ha convertido en el dip clásico del evento estelar del futbol americano en el vecino país.

Asimismo, se estima que más de mil 450 millones de alitas de pollo se consumirán este domingo durante la transmisión del partido entre los Kansas City Chiefs y los Philadelphia Eagles, anunciada para las 17 horas tiempo de México.

De hecho, el aguacate ha ganado terreno entre las preferencias de los fanáticos que observan el gran juego en los hogares estadounidenses y el guacamole es ya el dip popular e imprescindible para el llamado ‘Súper Domingo’.

En años previos, 100 mil toneladas de aguacate se enviaban de México a Estados Unidos para el ‘Súper Domingo’ aunque para la edición 2023 y con los hechos citados, la cantidad podría aumentar hasta las 131 mil toneladas para cubrir la demanda de fanáticos que verán el partido que se llevará a cabo en el State Farm Stadium en Glendale, Arizona.

 Según un despacho del diario californiano  The San Diego Unión, anuncios de 30 segundos por siete millones de dólares, entradas más baratas por cuatro mil dólares, hoteles completamente reservados, ‘boom’ en la venta de televisores de 85 pulgadas: es el poder del Súper Bowl. Empresas de hospitalidad y tecnología cuentan a la agencia  EFE por qué el acto final de la NFL es mucho más que un partido.

Los Kansas City Chiefs y los Philadelphia Eagles se juegan la corona de la NFL. Pese a que el State Farm Stadium tenga aforo para 63 mil 400 aficionados, se estima que 150 mil personas viajarán a Arizona este fin de semana.

Si el ganador en el campo se conocerá este domingo, restaurantes, supermercados, hoteles y tiendas tecnológicas ya se frotan las manos por un impacto económico millonario.

Indica el diario que los estadounidenses gastarán 115 dólares de media por persona para ver el partido este domingo. Para sacar máximo provecho, restaurantes, bares, y los organizadores de los festivales previos al Súper Bowl invierten en la contratación de cocineros y camareros extra para trabajar el fin de semana del Súper Bowl.

Durante la transmisión en la edición 2023, este domingo, volverá a aparecer un comercial de 15 segundos que mostrará la producción de aguacate en México y que se transmitirá antes de que arranque el segundo cuarto del juego, el cual tendrá un costo de seis millones de dólares, de acuerdo con José Armando López Orduña, director general de la Asociación de Productores y Exportadores de Aguacate de México (APEAM).

Si alimentos como el pollo y el guacamole tuvieron una bajada de precio respecto al año pasado, la cerveza, la bebida favorita en Estados Unidos el domingo del Súper Bowl, tuvo un aumento de un 11 % comparado con este mismo período en 2022, cuando se vendía por 17 dólares el vaso en el Súper Bowl de Los Ángeles.

Entre los récords que se establecerán en Glendale está el astronómico precio de los anuncios por televisión, nunca tan caros.

Si el año pasado las marcas invirtieron 6.5 millones de dólares para sus anuncios, este año se pagan siete millones para unas promociones de 30 segundos.

Curiosamente, en un evento marcado por las inversiones millonarias, dentro y fuera del campo, los protagonistas del espectáculo del descanso, este año la cantante Rihanna, no reciben pagos por sus actuaciones.

No se trata de una novedad. El escenario del Súper Bowl ofrece de por sí una vitrina inmejorable para los artistas, que consiguen beneficios extraordinarios a nivel de visibilidad y ven dispararse sus ventas y los ingresos por patrocinadores.

Por ejemplo, los Maroon 5 vieron aumentar sus ventas un 488 % después de su actuación en el Súper Bowl de 2019, según la empresa especializada en datos de márketing ‘Nielsen’.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas