Ciudad de México, diciembre 4, 2020 08:26
Libre en el Sur

Insta Carlos Navarrete a ciudadanos a empujar reforma política del DF; podría aprobarse en septiembre, estima

Para que la capital del país “sea una entidad más moderna y plenamente autónoma”, el senador Carlos Navarrete convocó a los capitalinos a no dejar el tema de la Reforma Política del Distrito Federal sólo en manos de los legisladores, sino participar activamente en la difusión de ésta a fin de lograr una presión social que permita que en el mes de septiembre se pueda aprobar en la Cámara de Senadores.
Ante dirigentes del Consejo Nacional de Organizaciones, así como del también senador del PRD Valentín Guzmán Soto, afirmó que se debe llevar a cabo una intensa labor para constituir este tema como una prioridad para las autoridades y con ello, alcanzar el sueño de los capitalinos de tener por fin una Constitución propia.
El legislador del PRD, vecino de la delegación Benito Juárez y aspirante a la candidatura de su partido a la jefatura de Gobierno del DF en 2012, abundó que desde 1997, año en que fue aprobada la primera Reforma Política en el DF, se comenzaron a dar derechos de participación a los ciudadanos, pues se hizo elegible el Jefe de Gobierno y las autoridades delegacionales. Sin embargo, a pesar de ese avance, la ciudad se quedó a la mitad del río porque no es una entidad autónoma, el jefe de Gobierno no tiene facultades plenas de gestión del presupuesto, capacidad para elegir al procurador capitalino, y otras más, ya que comparte con el Ejecutivo federal decisiones que deberían ser únicamente de los habitantes del DF.
Todavía no contamos con una Constitución que garantice derechos plenos a los capitalinos, afirmó. “Estamos en la confusión de las facultades que el gobierno de la ciudad tiene, y eso no puede continuar, porque el país democratiza, el país es plural”, manifestó.
Por ello reiteró su llamado a los distintos sectores de la sociedad y a los partidos políticos que contribuyan a impulsar la reforma para que el Distrito Federal no siga siendo una “ciudad de segunda con ciudadanos de segunda”. Dijo que entre los objetivos de esta Reforma Política se encuentra el “tener una Constitución y más facultades para el gobierno central y los jefes delegacionales, mayores capacidades de gestión en materia de agua, seguridad, recolección de basura, transporte (…) y medio ambiente”, expresó.
Propuso que en este proyecto de reforma debe agregarse también la figura del costo de capitalidad, que son los recursos que le corresponden pagar al gobierno federal por tener las sedes de las secretarías en el DF.
La administración capitalina, detalló, paga cerca de 10,000 millones de pesos anuales por marchas, plantones y otros factores que atañen a las instituciones del gobierno federal. Por ello, dijo que es indispensable que en la aprobación de dicha reforma se incluya el costo de la capitalidad a fin de fortalecer las finanzas de la ciudad y hacerla más habitable. “Que este presupuesto se convierta en mejor transporte de calidad, en mas obra publica en mas agua de mejor calidad y mas programas sociales”, expresó ante más de 400 miembros del Consejo Nacional de Organizaciones congregadas en un restaurante del sur de la Ciudad de México.

comentarios

Artículos relacionados