Ciudad de México, noviembre 28, 2022 19:51
Alcaldía Miguel Hidalgo Ciudad de México

Justifica Sedema –tras ‘niño ahogado’– derribo de 86 árboles en nueva embajada de EU

Tala de árboles –por la que se pagó– incluye el derribo de especies protegidas por ley, como cedro y fresno

Sin negar el abuso, el gobierno de Ciudad de México echa culpas a gestión que terminó hace 4 años. No explica nada acerca de gestiones para evitar dicha depredación.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

La Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) de Ciudad de México, intentó justificar el derribo lastimoso de 86 árboles en el perímetro donde se construye la nueva embajada de Estados Unidos, en la alcaldía Miguel Hidalgo, echándole la culpa al gobierno que terminó hace cuatro años.

Dicha tala masiva ocurrió en las cercanías del domicilio en calle Presa La Angostura número 225, colonia Irrigación. Estos fueron los argumentos de Sedema a través de un comunicado:

En 2014 la Embajada ingresó la solicitud de autorización en materia de impacto ambiental para el proyecto “Nuevo complejo de Embajada de los Estados Unidos de América en la Ciudad de México”, a la cual le recayó Resolución Administrativa emitida en la pasada administración por conducto de la entonces Dirección General de Regulación Ambiental (DGRA), notificada el 16 de abril de 2015, autorizando de manera condicionada el proyecto y el derribo de 122 árboles sujeto a la restitución física y económica ingresada al Fondo Ambiental Público (FAPDF).

Por su parte, la entonces delegación Miguel Hidalgo otorgó Registro de Manifestación de Construcción tipo C con folio RMH-C-001-16 de fecha 19-feb-2016 para el proyecto, y dado que, el inicio de las obras del proyecto fue el 16-mar-2018 y debido a que continúa la ejecución del mismo, se encuentra vigente la autorización en materia de impacto ambiental.

Se aportó al FAPDF $122,675 por el derribo de 23, realizado el 22-sep-2015; así como, $242,546 por el derribo de 37, realizado el 31-mar-2016; asimismo, para la restitución de 13 derribos, se entregaron a la entonces Dirección General de la Comisión de Recursos Naturales (DGCORENA) 12 fresnos y 110 cedros blancos. Para la restitución de 49 derribos, la Embajada realizará la plantación de 394 árboles dentro del domicilio en las áreas verdes que se crearán en el Proyecto. Los montos económicos fueron señalados en el Acuerdo Administrativo de fecha 23-feb-2016, emitido en la pasada administración por conducto de la entonces DGRA.

“En Ciudad de México, los árboles juegan un papel importante en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas ya que producen oxígeno, incrementan la humedad del ambiente, disminuyen los niveles de ruido, controlan la erosión del suelo, regulan la temperatura, capturan contaminantes y partículas suspendidas en el aire e incluso son utilizados como sitios de refugio y alimentación para fauna”, argumenta la Sedema tras la justificación del derribo de árboles que no pueden ser recuperados ni con la sustitución.

“Por ello –sostuvo–, el actual Gobierno de la Ciudad de México, a través del área de relaciones internacionales y la Sedema, busca una reunión con la Embajada de los Estados Unidos para que se disminuya el derribo de árboles que autorizó la administración anterior”. Tras el niño ahogado…

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas