ADRIANA RODRÍGUEZ

Vecinos de la alcaldía Benito Juárez denuncian que desde el año 2009 la entonces Delegación violó la ley de uso de suelo poniendo una tienda y clínica veterinaria en el terreno donde se ubica el Parque Hundido, mismo sitio donde ahora se realiza una nueva construcción.

“Querer hacerlo a fuerza es lo que ya te levanta sospechas”, cuestiona Héctor Rojas, presidente de la asociación Vecinos del Parque Hundido, la emblemática organización que hace 10 años encabezó la lucha triunfante contra una construcción de viviendas dentro del parque.

Mientras que Leticia Calderón, vecina de la colonia e investigadora del Instituto Mora, sostiene que la Alcaldía está obligada, conforme a la ley, a restituir el espacio al parque en vez de construir algo que sustituya a la veterinaria.

Los tapiales de madera. Arriba se alcanzan a ver estructuras de metal. Foto: Libre en el Sur

 

El 16 de enero pasado, el Congreso aprobó un punto de acuerdo para exhortar a Santiago Taboada detener la obra que se realiza en el parque que comparten las colonias Nochebuena y Extremadura Insurgentes, toda vez que, según manifestó la diputada de Morena, Paula Soto, viola el Programa Delegacional y la Ley de Salvaguarda de la capital, que considera ese parque un espacio abierto monumental y por tanto no puede ser intervenido de una forma que altere su fisonomía.

La Alcaldía ha dicho que se trata de un espacio de esparcimiento y rechazó que se fuese a parar porque, dijo Santiago Taboada, es legal. Taboada acusó que que los que se pretenden con dicha denunica es “desestablizar” al gobierno local.

La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) indicó en enero de 2009, a través de la resolución PAOT-2009-836-SOT-401 –de la cual Libre en el Sur tiene una copia-, que el uso de suelo para una veterinaria no se encuentra permitido por corresponder una zonificación EA (Espacios Abiertos).

A esa resolución se refieren los líderes vecinales que cuestionan la obra, localizada en la orilla del parque que colinda con la calle Porfirio Díaz, aunque Taboada declaró apenas el viernes 18: “No estamos haciendo nada que con la PAOT no hayamos acordado, nosotros estamos respetando la normatividad que la dependencia emitió al respecto y lo que pasa es que hay mucha desinformación”.

Los líderes vecinales se quejan de que no han sido informados de lo que se está construyendo. Unas imágenes digitales entregadas a Libre en el Sur dan cuenta de que se trata de un espacio con una techumbre, unas bancas y unas estructuras con la iniciales “BJ”. En el lugar sólo se ven unos tapiales y unas estructuras de metal que sobresalen.

Leticia Calderón Chelius , vecina y académica del Instituto Mora de estudios históricos y sociales, quien en 2011 impulsó la remodelación de la Plaza Valentín Gómez Farías, en San Juan Mixcoac, fue la primera en denunciar en las redes sociales dicha construcción.

Acusa en entrevista que “se trata de una construcción ilegal en un espacio en el que había una construcción que era ilegal. Entonces, la autoridad en lugar de actuar conforme a derecho y simplemente obedecer la ley y quitar la construcción que había, lo que hizo el señor Taboada es construir una cosa nueva cuando eso está prohibido”.

Agregó que esa construcción levantada hace diez años se mantuvo de “manera omisa a pesar de ser ilegal” con lo que se mantiene dicho estado de ilegalidad.

Para la doctora en Sociología, el hecho de que el alcalde haya respondido que se trata solo de una renovación del espacio “es señal de que no se ha dado por enterado y que no sabe que esa obra era ilegal”.

Por su parte, Héctor Rojas, presidente de la Asociación de Vecinos del Parque Hundido, expresó que le resulta incomprensible que la administración de Santiago Taboada prefiera “gastar en proyectos ocurrentes” que en invertir en mantener en estado adecuado lo que ya existe y atender el sistema de riego del parque o el funcionamiento de las fuentes, por ejemplo.

“Querer hacerlo a fuerza es lo que ya te levanta sospechas. Ahí hay un mal manejo económico de las finanzas públicas para el beneficio de alguien en particular. No hay otra explicación”, espetó. Y por ello hace falta que todo lo relacionado con esta obra sea transparentado, ya que en los tapiales ni siquiera hay un aviso.

“Con toda franqueza –añadió–, a mí no me sorprende que después de todo este tiempo hayan anunciado que la van a remodelar como parte de un programa para mejorar los parques y de pronto cambien el proyecto, o al menos eso digan, para cumplir con ciertas normas y poderse filtrar entre la ley y llevar a cabo este proyecto”.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts