Ciudad de México, mayo 18, 2024 17:43
Espectáculos

Sorprende muerte de Lynn Fainchtein, la más grande productora musical del cine mexicano

Fue conductora radiofónica y supervisó películas como ‘Roma’ y ‘Amores Perros’, además de series como la de Luis Miguel

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Será por su corta edad, apenas 60 años que para la esperanza de hoy es poco, o poruqe cualquier cinéfilo se acostumbró a verla en los créditos de prácticamente cualquier película mexicana que resonara –e incluso en otra que no– que la muerte de Lynn Fainchtein en Madrid estremeció en las redes sociales.

Icónica mujer para una mujer que creció escuchando sus programas en la Rock 101 de las años ochenta, mientras uno de quienes la encumbró en el cine, Alejandro González Iñárritu le competía desde W FM, Lynn Fainchtein fue un personaje clave en la musicalización de películas tan importantes como la multigalardonada Roma, de Alfonso Cuarón, como Amores Perros, del propio González Iñárritu.

Lydia Cacho, la periodista que es una cogeneracional suya, publicó: “Lydia Cacho lamentó su pérdida, la cual “ocurrió en Madrid, tomada de la mano de Maco, a quien más amó en la vida”, escribió la periodista, mientras la compañía Casete, de la que fue fundadora expresó en redes sociales: “Nos llenamos de tristeza por la partida de nuestra co-fundadora. Agradecemos infinitamente todos los años, esfuerzos, mentorías e ideas que nos regaló. Lynn fue una persona llena de luz y música. Estamos seguros que no habría querido otra cosa más que la fiesta siguiera. ¡Hasta volvernos a encontrar querida Lynn!”

La musicóloga, nacida en 1963, tambipen tuvo gran relevancia al supervisar la música de series tan exitosas como la de Luis Miguel, La Casa de las Flores, Control Z y Club de Cuervos. Casete, la compañía de servicios digitales que fundó, agradeció “infinitamente todos los años, esfuerzos, mentorías e ideas que nos regaló”.

El diario español describió en su despacho su paso por la radio:

“La música era su pasión y su oficio, su manera de habitar el mundo. Estudió psicología en la UNAM, y cuando tenía 18 años y se quedó huérfana, Fainchtein trabajó en un hospital psiquiátrico, en las afueras de Ciudad de México, en donde le dio clases de teatro a mujeres recluidas en ese centro. Al mismo tiempo trabajaba en una pastelería en la que, un día en la radio, escuchó la recién estrenada estación Rock 101, y supo que quería trabajar ahí. Estuvo en ese lugar, como locutora, presentadora y productora durante unos 10 años, en programas como DescelofaneandoSalsabadeando o Sonorock, entre muchos otros. Fue la creadora y gerente de la estación en AM llamada Dimensión 1380 por seis años, que describía como una estación para “viejitos” en la que programaba boleros, rumbas, tangos y danzones. También tuvo un programa de música cristiana”.

La propia Lynn presentaba su página oficial de la siguiente forma: “La música es nuestra pasión y nuestro oficio. Nuestro trabajo es proponer y producir música que complemente la narrativa y la emoción de una historia”.

El IMCINE publicó en X:

“Gracias por tu voz tan terciopelo y delirante, por esos momentos cálidos en la radio. Gracias por tu labor como supervisora musical, por ponerle soundtrack a títulos como ‘Amores perros’ o ‘Roma’. Te seguimos escuchando desde la radio y la pantalla. Gracias, Lynn Fainchtein”.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas