Ciudad de México, mayo 28, 2024 16:49
Reporte especial Revista Digital Marzo 2023

De lo que queda del patrimonio de BJ: Desde la Plaza México… ¡hasta la tienda Liverpool!

En la alcaldía Benito Juárez existen mil 152 inmuebles catalogados por el INAH, el INBAL o la Seduvi . Constituyen el patrimonio urbano de esa circunscripción capitalina y deben ser conservados. 

STAFF / LIBRE EN EL SUR

En toda la Ciudad de México existen más de 10 mil inmuebles que no se tocan. Están catalogados y forman un patrimonio de la capital del país y sus habitantes por su valor histórico, artístico o cultural de la capital del país.

Internado para niñas Gertrudis Bocanegra. Foto: Especial

De ellos, tres mil 430 inmuebles “son afectos”, así se dice técnicamente,  al patrimonio cultural urbano compilado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).  Otros cinco mil 738 tienen con valor artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).  Mil 226 inmuebles con valor histórico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por haber sido construidos antes del inicio del siglo 20. Cinco mil 587 de los anteriores inmuebles se encuentran catalogados por más de una de esas autoridades.

Cabe precisar que el patrimonio cultural de una urbe se conforma de expresiones materiales, bienes muebles e inmuebles y expresiones inmateriales, que posean un significado y un valor especial o excepcional, artístico, histórico o estético, para un grupo social, comunidad o para la sociedad en su conjunto, y por lo tanto forman parte fundamental de su identidad cultural.

Esperanza 1045, en Narvarte Oriente. Foto: Francisco Ortiz Pardo

En la alcaldía Benito Juárez, para sorpresa de muchos, existen más de un millar de inmuebles que cumplen alguna de las categorías anteriores y por lo tanto están catalogados por alguna de las instituciones mencionadas. La gama de esos lugares y construcciones es amplísima. Va desde vestigios prehispánicos y templos coloniales hasta modernos edificios, parques y otros espacios públicos.

Libre en el Sur localizó y visitó una serie de inmuebles catalogados en nuestra demarcación. Aquí presentamos algunos casos emblemáticos, muchos de los cuales le van a sorprender.

La Plaza México. Francisco Ortiz Pardo

Uno de los grandes tesoros de la alcaldía Benito Juárez fue el Centro SCOP, que hoy está desocupado tras el daño sufrido en los terremotos de 1985 y 2017. Se ubica en el Eje 4 Sur Xola 1561. Su construcción fue anunciada en 1953 por el presidente Adolfo Ruíz Cortines, como parte del inicio de una política de integración de las comunicaciones y transportes; el arquitecto Carlos Lazo coordinó los proyectos y la construcción de un conjunto de edificios que pudieran alojar las oficinas dispersas por la ciudad. Este conjunto, por su concepción urbanística y arquitectónica fue inusitado dentro del paisaje urbano de la Ciudad de México. Se construyeron también servicios complementarios como multifamiliares de 492 departamentos, supermercados, comercios, un hospital y campos deportivos para los empleados y trabajadores.

Otro caso es el del mercado de San Pedro de los Pinos, localizado en la Avenida Uno de esa colonia. Además de su utilidad como centro de abasto en esa zona del noroeste de la alcaldía y de la fama de sus restaurantes de mariscos, es un inmueble catalogado, afecto al patrimonio cultural urbano de valor artístico por el INBAL y de valor patrimonial por la Seduvi.

Parroquia del Sagrado Corazón de María. Foto: Francisco Ortiz Pardo

Catalogado también por el INBAL está Esperanza 1045, en Narvarte Oriente, un conjunto de edificios añosos de cinco pisos, con ciertas reminiscencias funcionalistas. Se ubica a espaldas de lo que fue la Octava Estación de la Policía, un edificio que, aunque también estaba bajo supuesta protección del INBA y cuenta en el subsuelo vestigios arquitectónicos del antiguo Santuario de la Virgen de la Piedad, terminó convertida en un estacionamiento del centro comercial Parque Delta. 

Son muchas las iglesias que en BJ cuentan con valor patrimonial, tantas como para publicarlas en una entrega aparte. Sin embargo como muestra poco conocida vale la pena nombrar la Parroquia del Sagrado Corazón de María, en Romero de Terreros 1507, que luce un enorme y curioso medallón en su fachada con la Virgen y el Niño en relieves dorados.

Laboratorios Carnot. Foto: Especial

Entre los edificios que son relevantes para el INBAL a pesar de ser destinados a giros que suenan extraños está el que ocupan en ocho mil 362 metros cuadrados los laboratorios Carnot, en Nicolás San Juan 1024, Del Valle Centro.

El conjunto de edificios que conforman la Universidad Panamericana (UP) en la colonia Mixcoac igualmente están catalogados por el INBAL. Se trata de edificaciones que datan en su mayoría de los primeros años del siglo 20. Entre ellos está la casa que habitó el escritor José Joaquín Fernández de Lizardi. El pensador mexicano, autor de  El periquito sarniento.

Por supuesto es muy importante el internado público para niñas Gertrudis Bocanegra, en Del Valle Centro también, cuyo edificio, el casco de la ex hacienda de San Borja, bajo protección del INAH, fue construido en el siglo 18. Su fachada es longitudinal edificada en dos niveles; en su interior cuenta con columnas de hierro forjado y con cuatro escaleras, una del mismo siglo 18, otra del siglo 19 y otra más del 20. Asimismo, conserva crujías originales y una capilla con su cubierta original.

Liverpool Insurgentes. Foto: Francisco Ortiz Pardo

La Plaza de Toros México, la más grande del mundo, fue construida entre 1944 y 1946, inaugurada el 5 de febrero de éste último año. Forma parte de la Ciudad de los Deportes. La Monumental, como también se le llama, es un Inmueble catalogado por su valor artístico por el INBAL. El ruedo mide 43 metros de diámetro y está 20 metros por debajo de las calles; mide 35.9 m de alto y su superficie es de 1,452 m². Alrededor hay 24 esculturas de yeso y una capa de bronce hechas por del catalán Alfredo Just.  En la entrada principal está la más grande y se llama El Encierro.

También el Teatro Insurgentes, ubicado en la colonia San José Insurgentes, es un inmueble catalogado por el INBAL por su valor artístico y por su valor patrimonial por la Seduvi.  Fue construido entre 1951 y 1953. Su fachada muestra el mural realizado por Diego Rivera denominado Historia del Teatro en México, con dimensiones de 46 metros de largo por 10 metros de alto y fue realizado mediante mosaicos.

Justo en el límite de las colonias Del Valle y Narvarte, el conocido Centro Universitario México, con dos hectáreas en el domicilio oficial Nicolás San Juan 728, está catalogado tanto por el INBA como por Seduvi. Los Hermanos Maristas han formado ahí decenas de generaciones de alumnos, en su mayoría vecinos de la propia Benito Juárez. Tiene además frente a uno de sus costados el maravilloso túnel de jacarandas de la calle Concepción Béistegui. 

Colegio Fray Juan de Zumárraga. Foto: Francisco Ortiz Pardo

El que fuera edificio corporativo de Bancomer, en avenida Universidad 1220 de la colonia Xoco, es ejemplo de un inmueble utilitario que merece estar catalogado como parte del patrimonio cultural urbano de la ciudad y de la alcaldía juarense por  de valor artístico, de acuerdo al INBAL y de valor patrimonial, según la Seduvi. A pesar de la construcción ahí del conjunto de la Torre Mitikah, no pudo ser demolido y actualmente está dedicado a oficinas particulares.

La Alberca Olímpica, ubicada en la avenida División del Norte y Río Churubusco, en la colonia General Pedro María Anaya, fue construida para ser sede  los Juegos Olímpicos de México.  Es obra de los arquitectos Manuel Rosen Morrison, Antonio Recamier Montes y Edmundo Bringas. Es un Inmueble de valor artístico y cultural catalogado tanto por el INBAL como por la Seduvi.  Actualmente tiene uso de Alberca y Gimnasio Olímpicos.

Una emblemática tienda departamental de Benito Juárez es Liverpool Insurgentes. Fue inaugurada en 1962. Destacado centro comercial, es a la vez punto de referencia e ícono urbano. En su plazoleta frontal, ya desaparecida, se colocó durante más de 60 años, cada fin de año, el famoso Árbol de Navidad, que era el encanto,  entrañable,  de los niños y también de muchos adultos… El edificio está catalogado por el INBAL.

Finalmente mencionamos al  Colegio Fray Juan de Zumárraga, cuyo edificio central es una bella construcción de principios del siglo 20. La escuela como tal, fundada en 1942 por los Padres Somascos, lo ocupa desde 1947. Es un inmueble de valor artístico catalogado por el INBAL.  Actualmente funcionan en edificios adyacentes los niveles de primaria y secundaria.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas