Ciudad de México, septiembre 20, 2020 08:24
Agosto 2020

Vivir con la Pandemia / Periodistas, antes y después

Somos los periodistas-reporteros hechos de tierra, cal y arena y hojas de oro, y habremos de hacer el recuento de los hechos y el paisaje después de la pandemia. Los periodistas son los que están aquí, o allá, en los estados de la República, en los municipios más cercanos y más lejanos, en las rancherías en donde todo parece que termina y en donde todo comienza…

POR JOEL HERNÁNDEZ SANTIAGO

Para don Francisco Ortiz Pinchetti, al cumplirse 200 ediciones “Libre en el sur”.

En las películas ‘de antes’ se describía el paso del tiempo con la caída de hojas del calendario de pared. Así, corrían vertiginosos los días, los meses, los años… En un abrir y cerrar de ojos se iba la vida, aunque el espectador al terminar la función supiera que la vida sigue todavía más, y que adelante hay eso, hay vida y lo que significa en alegrías, sorpresas, dolor, quebranto y felicidad…

Los periodistas somos eso, humanos, que vemos pasar el tiempo y nutrimos nuestro trabajo y nuestra vida de eso, de tiempo, y de lo que ocurre durante ese tiempo que nos toca vivir.

Esta vez, quién lo iba a decir hace apenas unos meses, estamos frente a una pandemia, la del Covid-19 que hasta el momento, tan sólo en nuestro país, ha cobrado casi cuarenta mil vidas y tiene a 350 mil con el ¡Jesús! en la boca…

Las cifras que cada día recita como un escolar el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell son, en su unidad, vidas de seres humanos que nacieron confiando en la felicidad absoluta y en la lucha y en el trabajo y en la familia, en el amor y en los amigos y en todo eso que hace a un ser humano trascendente en su individualidad. En su totalidad los datos crecientes son una llaga que se abre en el cuerpo social de México y que nunca-jamás, así pasen los siglos, se va a cerrar.

Y los periodistas vemos y vamos al lugar de los sucesos, y centramos nuestra atención en el eje central que es la vida humana y su trascendencia. En los hombres y mujeres y sus hechos. Ahí, junto a todos estamos los periodistas, para llevar la información… para que ‘sepan cuántos…’

Los vemos recorrer las calles, las avenidas, el lugar exacto en el que pasa lo que pasa. Van con miedo, con terror, con dolor y en recuerdo de los que se quedaron en la casa, pero ahí están y ahí estarán esos periodistas osados y heroicos…

Porque la pandemia sigue, pero terminará un día, y los periodistas seguiremos vigentes como ayer, como hoy mismo y como será cuando esto ocurra y termine…

Somos los periodistas-reporteros hechos de tierra, cal y arena y hojas de oro, y habremos de hacer el recuento de los hechos y el paisaje después de la pandemia.

Los periodistas son los que están aquí, o allá, en los estados de la República, en los municipios más cercanos y más lejanos, en las rancherías en donde todo parece que termina y en donde todo comienza…

Allá están y estarán los que no tienen principio ni fin. Muchos de ellos señalados, acusados, calificados desde el gran poder, simple y sencillamente por ejercer su libertad de expresión consagrada en la Constitución mexicana y que, a pesar de eso o, por lo mismo, han muerto tan sólo de 2000 a 2020, 133 colegas sin que al momento se tengan noticias de quiénes los asesinaron y por qué… Impunidad que escribe su nombre con letras de sangre.

Pero seguiremos los periodistas luego de todo esto. Ahí estaremos firmes, bien calados, bien dispuestos, listos para la lucha del día a día para informar, para señalar, para marcar, para gritar y por expresar justicia.

Porque los periodistas somos eternos. Porque aquí estamos en plena pandemia, porque estaremos cuando haya terminado; porque tenemos una responsabilidad con todos y con nosotros mismos…

… Porque es vocación, porque es tarea, porque es el sueño de un mundo en el que las pandemias terminarán pero la raza humana nunca, y mientras ésta persista, ahí estaremos los periodistas, recorriendo caminos, veredas, valles, mares, desiertos, carreteras, pavimento, de sol a sol y de luna a luna, cargados con la mochila de haberes en donde están los sueños de la mejor noticia, para mañana, y para mañana y para mañana y para siempre: “Las noticias, señor”.


Periodista-Editor. Ha sido coordinador o director editorial de El Universal, el Financiero, Le Monde diplomatique  y otros medios. Escribe en la OEM-Sol de México; La Silla Rota; El Imparcial, El Comunista-España. joelhsantiagomail.com

comentarios

Artículos relacionados