Ciudad de México, febrero 3, 2023 23:05
Ciudad de México

Podría el Ejército emplear gas pimienta, químicos y hasta armas contra feministas en CDMX

Difunden ‘Plan de Defensa’ confidencial de Sedena  contra  manifestantes, filtrado por Guacamaya.

Operativo militar  incluye desde vallas hasta uso de escopetas y otras armas para proteger Palacio Nacional y otros edificios federales y locales de manifestaciones feministas.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

El uso de gas pimienta, químicos, escopetas y armas contra manifestantes, particularmente feministas, en Ciudad de México está contenido en un Plan de Defensa del Ejército Mexicano difundido la mañana de este martes.

El hackeo de Guacamaya a los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional, reveló que se tienen contempladas la utilización de diversos recursos para preservar el Palacio Nacional y otros edificios públicos, que incluyen desde vallas metálicas y policías mujeres con escudos hasta  el empleo de materiales químicos y armas contra manifestantes.

Con base en la información confidencial descubierta por los heckers, el diario Reforma publica que según un reporte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), , además de las vallas metálicas cortas y largas, se despliegan elementos de seguridad de Palacio, así como locales y federales.

“Cualquier acto lesivo en contra del comandante supremo de las fuerzas armadas, funcionarios o instalaciones del Palacio, ocasionaría repercusiones en el ámbito nacional e internacional, afectando negativamente la imagen de nuestro Gobierno y del instituto armado”, justifica el documento que explica el despliegue de fuerza.

La información, firmada por la reportera Selene Velasco,  indica que el mencionado manual clasificado como confidencial, detalla en 30 páginas que las vallas son “defensas pasivas”, sumadas a “anillos de seguridad”, que comienzan a 40 metros de la fachada: al frente 300 mujeres de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) sólo con equipo antimotín; 10 metros atrás, 150 miembros de la Guardia Nacional, con bastones de madera y toletes, seguidas de un equipo de mujeres en las entradas principales con gas pimienta.

Todas las armas no letales, según el documento, se pueden utilizar sin restricciones.

Se precisa también que si las manifestantes entran, se deberán expulsar con escopetas de proyectiles 40 mm, con cañones de agua y granadas y agresivos químicos lanzados desde el techo. Aunque permiten las armas letales, se pide evitar provocaciones para ocuparlas.

Asimismo, la información de Reforma  detalla que en manifestaciones previstas e imprevistas, en días laborales, deberán permanecer más de 220 miembros de seguridad de Palacio, más de 500 elementos de seguridad local y federal en tres filas, se instalarán puertas metálicas y dispondrá de 70 lanzadores tipo escopeta con casi 600 municiones, 99 inmovilizadores eléctricos, 100 dispersores de aerosol y elementos para disparar desde el techo de Palacio.

En días no laborales, sólo se reduce a la mitad el personal de Palacio; lo demás queda sin cambios.

La intervención de cada anillo de protección, abunda el manual, depende del riesgo que consideren los mandos y si detectan a líderes con perfil violento o que atraigan grupos agresivos.

Acota la nota de Reforma que en diversas manifestaciones, decenas de feministas y defensores de derechos humanos aseguraron haber presentado síntomas por inhalar gases irritantes, como el pimienta.

Aunque el Gobierno capitalino rechazó que sus elementos lo utilizaran, el Gobierno federal no se pronunció al respecto. También. se advirtió la presencia de hombres con aparentes armas en el techo del Palacio Nacional.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas