STAFF/LIBRE EN EL SUR

El presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México, Salvador Guerrero Chiprés, previno a los capitalinos ante el alto índice de estafas cometidas por empresas que ofrecen préstamos.

Lamentó que sólo el seis por ciento de las personas que son víctimas de estafa por parte de esas negociaciones denuncian ese delito.

Casas de préstamo. Riesgo de estafa. Foto: Cuartoscuro.

 

En este sentido, en entrevista con El Sol de México reportó que 21 carpetas de investigación por ese engaño han sido abiertas en lo que va del año con el apoyo de dicho organismo, el 57 por ciento de los quejosos son hombres y 43 por ciento mujeres; y el 44 por ciento de los afectados tiene entre 51 y 60 años de edad.

Al igual que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), Guerrero Chiprés también recomendó a los timados denunciar a esas empresas, de las que hay por lo menos 20 de este tipo que operan en el mercado y una tercera parte tiene sus oficinas en la alcaldía de Benito Juárez.

Guerrero Chiprés explicó al reportero Manuel Cosme que los reportes que reciben contra dichas compañías son pasados a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local y su Policía de Investigación decide cómo operar, con base en la información que se les proporciona, y otros datos que indagan.

Dijo que la falta de denuncia se debe a que muchas personas están tan apenadas de la situación de fraude en que se han visto envueltas, que no reportan o presentan quejas contra dichas empresas, es esta inseguridad con la que se ven las víctimas, que inhiben la denuncia.

Agregó que otra causa de la cifra negra elevada de estos fraudes es que las personas afectadas por delitos financieros, están en cierta vulnerabilidad jurídica, psicológica o de información.

“A las personas, les apena reconocer una situación de ingenuidad y de la cual se aprovecharon otros, les cuesta mucho trabajo reconocer que han sido ignorantes de otras oportunidades y haber sido engañados ante la esperanza falsa que les ofrecieron (las empresas) de resolver sus problemas con un préstamo milagro”, resumió Guerrero Chiprés.

Subrayó que el fraude del préstamo milagro se basa, precisamente, en esa falsa idea de que dichas compañías resolverán un problema al solicitante cuando no pueden hacerlo, pero ese no es su interés, porque lo único que quieren es enganchar a las víctimas con la promesa de obtener cantidades de dinero casi sin condiciones, les hacen firmar un contrato civil, no mercantil, y es ahí dónde empieza la vulnerabilidad porque suscriben un documento que es algo muy difícil de reclamar.

Luego, recordó, les piden una cantidad como garantía, o un automóvil y les roban el dinero que planeaban pedir.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts