Ciudad de México, agosto 9, 2022 02:24
Ciencia y tecnología

Pueden robots ser capaces de tener sus propios estados mentales

Cuando los robots parecen relacionarse con las personas y expresan emociones similares a las humanas, las personas distinguen cómo son capaces de “pensar” o actuar.

SAMARA MEJÍA

La inteligencia artificial se está convirtiendo cada vez más en una parte de nuestras vidas. Ante tal escenario, una investigación publicada por la Asociación Estadounidense de Psicología, aseguró que los robots con comportamiento similar al de los humano pueden ser percibidos como si tuvieran estados mentales.

Cuando los robots parecen relacionarse con las personas y expresan emociones similares a las humanas, las personas distinguen cómo son capaces de “pensar” o actuar, según el comunicado consultado por NotiPress.La relación entre la forma antropomórfica, el comportamiento similar al humano y la tendencia a atribuir un pensamiento independiente. Así como un comportamiento intencional a los robots aún no se ha entendido“, especificó la autora del estudio, Agnieszka Wykowska.

A causa de lo anterior, los investigadores realizaron tres experimentos donde involucraron a 119 participantes. En dichos estudios, observaron cómo las personas distinguieron una máquina similar a un humano, el iCloub, después de relacionarse con él y ver videos juntos.

Antes de tener cercanía con el robot, los participantes respondieron un cuestionamiento donde les mostraron imágenes de la máquina en diferentes escenarios. Por ende, les pidieron a los participantes elegir si los presuntos estados mentales del autómata eran mecánicos o intencionales.

En los primeros dos experimentos, controlaron de forma remota las acciones del androide para que mostrara un comportamiento sociable, saludando a los participantes, preguntándoles su nombre y presentándose. Pese a ello, los participantes vieron tres videos cortos con el robot, el cual estaba programado para responder a los videos con sonidos y expresiones faciales de felicidad, tristeza y asombro.

Para el tercer experimento, los investigadores programaron al autómata para que se comportara como una máquina mientras observaba los videos junto a los participantes. Las cámaras en los ojos del robot se mantuvieron apagadas para no tener contacto visual y solo mencionara frases grabadas. Además, las reacciones emocionales del robot a los videos fueron sustituidas por sonidos como “bip” y movimientos de su cuello, cabeza y torso.

Al finalizar los experimentos, los investigadores analizaron a los integrantes, los cuales vieron videos con el robot de apariencia humana y tenían más probabilidades de calificar las acciones del robot como intencionales. De ese modo, los participantes que sólo interactuaron con el autómata de apariencia mecánica no lo hicieron.

Esto probó que el mostrar un robot de similitud humana, no es suficiente para creerlos capaces de tener sus propios estados mentales. Sino al ser sus comportamientos similares al del humano, podría ser crucial para ser percibido como un agente intencional.

Según la investigadora Wykowska, estos descubrimientos indican una probabilidad de que las personas crean que la inteligencia artificial es capaz de pensar de forma independiente. No obstante, esto solamente crearía una impresión en la cual, un robot aparentemente puede tener sus propios estados mentales.

NOTIPRESS

comentarios

Artículos relacionados