Ciudad de México, octubre 22, 2020 09:42
Libre en el Sur

Se puede evitar la tala de 29 árboles del predio de Galerías Insurgentes donde se pretende ampliación, asegura UNAM; Tanya Müller se niega

De acuerdo con el reciente levantamiento fitosanitario del arbolado que se localiza en el predio Oso 51, donde el grupo inmobiliario Floreal SA proyecta la ampliación del centro comercial Galerías Insurgentes-Liverpool, se determinó que de los 83 árboles que existen en el lugar, únicamente 29 se encuentran en condición de ser trasplantados, mientras que 52 califican para ser derribados.

Sin embargo, la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), a cargo de Tanya Müller, afirmó que “no puede emitir algún dictamen”, ya sea solicitar una modificación al proyecto o negar los derribos, puesto que en el nuevo dictamen no se indicó cuáles serán los puntos donde se pretenden realizar los trasplantes de los árboles; “para que Sedema pueda fijar una postura, es necesario que se complemente en dónde serán trasplantados estos 29 árboles”, instó Benjamín Medina, subdirector de evaluación de la Secretaría.

El estudio, a cargo de la Doctora Alicia ChacaloHilu, bióloga egresada de la UAM-Iztapalapa, se realizó en respuesta a la solicitud por parte de Sedema a la empresa de actualizar el levantamiento forestal, el cual, consistía en hacer la evaluación de los árboles e informar sobre la localización delos trasplantes.”Por la condición y la revisión que se hizo, 29 árboles son sanos y tienen un potencial de trasplantarse en un sitio para que logren sobrevivir”, aseguró Medina durante una reunión con integrantes del colectivo Vive Actipan.

Cabe mencionar que en noviembre de 2015, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), realizó un censo del arbolado en el predio de Oso 51, en el que determinó que 73 árboles se encontraban sanos, es decir, que sólo seis requerían ser talados.

En dicha reunión, Laura Flores Cabañas, subdirectora técnica en la Dirección de Operación Urbana y Licencias de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), informó que debido a que el Estudio de Impacto Urbano sobre el proyecto de ampliación del centro comercial Galerías Insurgentes-Liverpool continúa en evaluación, la Delegación Benito Juárez no tendría que dar ninguna autorización a la obra.

La funcionaria explicó que el Estudio de Impacto Urbano no se ha liberado, “sigue en el proceso de que el representante legal de la empresa cumpla las medidas de integración urbana”, relacionadas a los temas de vialidad, agua, medio ambiente y protección civil. Por lo anterior, la DBJ no puede otorgar autorización o liberación a la empresa, ya que Seduvi se encuentra en el proceso de estudio el Impacto Urbano.

Por su parte, Juan José García Ochoa, subsecretario de Gobierno, insistió que al tratarse de una obra de un particular, su participación únicamente puede ser como regulador de la actividad. “Lo que si podemos hacer es incidir en acotar, regular, condicionar, pero no le podemos decir a un particular lo que tiene que hacer con su predio particular”, manifestó.

comentarios

Artículos relacionados