Ciudad de México, febrero 24, 2024 13:10
Economía País

Sube la inflación a 4.90% anualizada

Sorprende a analistas aceleración súbita de los precios.

Jitomate, tomate verde, cebolla y cigarrillos, los productos que más encarecieron en la primera quincena de enero por inflación.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

Los precios al consumidor en el país aumentaron un 4.90 por ciento en la primera quincena de enero,  en comparación con el mismo período del año anterior, frente al 4.86 por ciento de finales de diciembre.

A su vez, la inflación subyacente, que excluye elementos volátiles como el combustible y los alimentos, se desaceleró al 4.78 por ciento, en línea con la mediana de estimaciones de los economistas.

Según el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) la inflación general se aceleró inesperadamente en las dos primeras semanas del año, presionando a los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) que han dicho que discutirán un eventual inicio de recortes en las tasas de interés.

En la primera quincena de enero mostró un avance quincenal de 0.49%, mientras que en su comparación anual, los precios aumentaron, en promedio, 4.90 por ciento.

Con este dato, la inflación reportó su quinta quincena consecutiva acelerándose, y su nivel más alto desde la segunda mitad de junio del año pasado, cuando se ubicó en 4.93 por ciento.

Respecto a la inflación no subyacente, esta mostró una variación anual de 5.24 por ciento en la primera quincena de enero. Dentro de esta, los productos agropecuarios mostraron una variación de 9.73 por ciento, mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno de 1.41 por ciento.

De acuerdo con el INPC, estos fueron los productos y servicios aumentaron sus precios a tasa quincenal, durante la primera quincena de enero del 2024:

Jitomate: 25.64 por ciento,

Tomate verde: 8.71%

Cebolla: 7.16%

Cigarrillos: 2.35%

Servicio doméstico: 1.50%

Derechos por el suministro de agua: 1.25%

Loncherías, fondas, torterías y taquerías: 0.76%

Refrescos envasados: 0.65%

Restaurantes y similares: 0.54%

Vivienda propia: 0.17%

En el caso contrario, los productos que registraron un precio a la baja fueron:

Transporte aéreo: -20.25%

Chile poblano: -17.31%

Papaya: -9.07%

Zanahoria: -7.55%

Servicios turísticos en paquete: -4.75%

Hoteles: -2.32%

Huevo: -1.90%

Azúcar: -1.60%

Otros alimentos cocinados: -0.50%

Gas doméstico LP: 0.39%

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero Ve Por Más, señaló en entrevista con el diario Reforma que la cifra de inflación sorprendió a prácticamente todos los analistas al ubicarse por encima de lo estimado por el consenso.

Por ello, consideró que la fase sencilla para controlar la inflación ya paso, por lo que ahora vendrá el reto de ver cómo la política monetaria del Banco de México (Banxico) va incidiendo en los precios.

“Los bancos centrales van a tener que mantener una política monetaria restrictiva al menos en dos años para que la demanda se enfríe”, aseveró en conferencia.

Agregó que durante este año el descenso de la inflación será menos pronunciado que en 2023 y dependerá más de factores internos como el consumo.

Ve Por Más tiene una expectativa de que la inflación cierre el año en 4 por ciento desde el 4.66 por ciento de 2023 y considera como poco probable que el índice vuelva a los niveles en los que estuvo antes de la pandemia de Covid-19.

Además, consideró que el consenso de analistas es más escéptico respecto a lo que tardaría la inflación en llegar al 3 por ciento (objetivo de Banxico para la inflación).

Asimismo, la previsión de Ve Por Más es que Banxico apruebe en marzo un primer recorte de 25 puntos base a su tasa de referencia -que actualmente es de 11.25 por ciento-, con lo que se descarta que haya un cambio en la primera reunión de política monetaria del año.

Además, dijo, varios miembros de la Junta de Banxico han señalado que el nivel actual de política monetaria ya es suficiente para que la inflación desacelere.

Sin embargo, aclaró, si la tasa baja en marzo en la magnitud mencionada no implicará un “relajamiento” en la política monetaria restrictiva del banco, ya que la tasa real ex ante -aquella fijada en términos reales sin considerar la inflación de los próximos 12 meses- mantendría sin cambios respecto a diciembre.

Si la inflación mantiene una tendencia a la baja en los próximos meses, a partir de marzo, Banxico seguiría aplicando recortes en sus próximas reuniones del año hasta llevar la tasa a 9 por ciento, puntualizó Saldaña.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas