Ciudad de México, octubre 22, 2020 00:59
Sociedad

Sufren incertidumbre, miedo y desesperanza adolescentes obligados al encierro por la pandemia: CDHCDMX

STAFF/LIBRE EN EL SUR

Obligados al prolongado encierro por la pandemia del Covid-19, adolescentes mexicanos han padecido miedo, incertidumbre y desesperanza, según un informe especial basado en una encuesta nacional presentado ante la Comisión de Derecho del Senado de la República por la titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX), Nashieli Ramírez Hernández.

El ejercicio, indicó la ponente,  permitió confirmar que, como ya han señalado algunos organismos internacionales, “las personas jóvenes vivieron un triple impacto” en esta pandemia de COVID-19. En primer lugar, enfrentan obstáculos relacionados con su desempeño, permanencia y continuidad en sus estudios.

Además, algunos de ellos reportaron que han sufrido afectaciones en sus actividades remuneradas y, por último, externaron su preocupación ante la incertidumbre de no saber y no poder continuar con sus respectivos proyectos de vida.

El reporte Especial de Personas Jóvenes en el marco de la Consulta Infancias Encerradas por el coronavirus Infancias Encerradas, como se llama el estudio,  tuvo como  objetivos conocer las opiniones, sentimientos, pensamientos y anhelos de niñas, niños, adolescente y jóvenes en el contexto de la pandemia, y brindar insumos para orientar las etapas de diagnóstico, formulación y seguimiento de la política pública en el inmediato y largo plazo”,

En el informe específico para la adolescencia mexicana de la consulta, se analizó el impacto de la pandemia en 8,313 personas jóvenes de 15 a 20 años de edad. “Se resaltan las vivencias particulares y las dificultades que enfrentan, y se analizan sus deseos y anhelos sobre el mundo que les espera afuera”, detallaron.

“Una característica de la vivienda que podría contrarrestar lo anterior está asociada a que más de la mitad de las viviendas de los jóvenes cuenta con patio, azotea, jardín o terraza. Algunos jóvenes indicaron que ellos o sus familiares deben salir a trabajar para buscar el sustento diario, lo que pone en riesgo a los habitantes del lugar donde están pasando el confinamiento”, afirma  hondó el reporte.

Adicionalmente,  se identificaron indicios de hacinamiento, es decir, un número insuficiente de cuartos por número de habitantes, en los espacios donde tuvieron que realizar el confinamiento al que obligó la pandemia de coronavirus.

Agrega el reporte que se observan sobre todo afectaciones a la salud emocional: los jóvenes refieren ansiedad, preocupación, tristeza e incertidumbre sobre sí mismos y sus proyectos de vida, además de expresar sentimientos de tristeza por la situación que enfrentan

El documento pone que el  principal medio de conexión para los jóvenes está relacionado con los teléfonos celulares y las computadoras. “Hay indicios de que la conectividad a internet y redes sociales está ligada sobre todo a la interacción con pares, el esparcimiento, la comunicación con personas externas a la vivienda y a la diversión”.

comentarios

Artículos relacionados