Ciudad de México, abril 21, 2024 09:04
Viajes

Turista en bikini… ¡en Xochimilco!

Lo importante es que este lugar, único en el mundo a pesar de su deterioro, pueda ser disfrutado como se prefiera.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Tal vez una paz irradiante en un día caluroso de invierno que se adelantó a la primavera, sea suficiente para la turista de blanquísima piel que decidió pasear en bikini en una trajinera de Xochimilco.

Extraña idea, sin embargo, que si Venecia al menos tiene playa en Lido, en el caso de los ancestrales, tradicionales e icónicos canales de Xochimilco no hay agua sana para nadar ni chinampas para recibir un masaje relajante o darse unos baños de sol tomando una cerveza cerca de una palapa.

El caso es que las singulares imágenes de la chica han fascinado ya a los cibernautas en su curiosidad: ¿Alguien le habrá recomendado ir en bikini? La única respuesta a ello fue que las fotos se han vuelto tendencia en redes sociales.

Hoy, al contrario de tratarse de un oásis, Xochimilco presenta serios problemas de contaminación y deterioro, al igual que diferentes zonas históricas de la megaurbe. Ubicado en la zona más sureña de la capital, sus canales lejos están de ser los de aquellas imágenes que han dado la vuelta al mundo por el grandísimo Gabriel Figueroa en María Candelaria, esa película de Emilio Fernández protagonizada por Dolores del Río y Pedro Armendariz.

De la triste pérdida hay unos párrafos en la revista digital México Desconocido:

Lamentablemente poco a poco el viejo Lago de Xochimilco ha ido desapareciendo debido a la sobreexplotación, contaminación y el inminente avance de la mancha urbana. Hoy en día 189 kilómetros de canales resisten el embate de la contaminación, 14 de estos canales son de uso turísticos y el resto forman parte la zona productora chinampera. Son nueve los principales canales: Apatlaco, Cuemanco, Tezhuilo, Nacional, Amelaco, Toltenco, Oztotenco, Apampilco y Atlitic. 

La forma en que podemos ayudar a familias como la de Juan Vanegas, El Abuelo Valiente, es consumiendo sus productos además de cuidar y respetar todo lo que el lago nos ofrece en nuestra visita. Debemos comenzar a crear un turismo responsable que con pequeñas acciones preserve el hogar de personas maravillosas, especies únicas y cultura milenaria.

Lo muy importante es que, al igual que miles de turistas nacionales y extranjeros que acuden cada año a sus canales a pasear en una trajinera, la chica del bikini en Xochimilco se haya sorprendido de este lugar que, con todo y todo, sigue siendo único en el mundo.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas