Ciudad de México, diciembre 4, 2020 05:18
Cultura

TV UNAM cumple 15 años con su propio canal; se adapta a los tiempos y compite de manera exitosa

Al aire, pero con los pies en la tierra, con visión de mejora permanente y modernización continua, este sábado TV UNAM cumplió 15 años de iniciar transmisiones mediante su propio canal, y a través de los sistemas de televisión de paga del país.  

Efectivamente, desde el 24 de octubre de 2005 lleva a cabo sus operaciones de manera ininterrumpida y produce nuevos contenidos: series, documentales y programas de análisis y debate. 

Con 35 años como televisora, TV UNAM se distingue de otros canales por su carácter universitario y por ser la voz e imagen de la Universidad más importante de nuestro país, y una de las más relevantes de América Latina, señaló su director, Iván Trujillo.  

También por cumplir con las funciones de esta casa de estudios, en especial, la difusión de la cultura. Se trata de un “brazo” de la Coordinación de Difusión Cultural para dar a conocer la enorme cantidad de actividades que genera la propia casa de estudios en ese terreno. 

TV UNAM tiene el respaldo de la Universidad Nacional: “que tengamos libertad de cátedra y expresión, hace que nuestro medio sea muy confiable. La gente nos ve porque entiende que se dicen conceptos con argumentos y se dan opiniones basadas en el trabajo académico. Muchas veces pueden ser discrepantes, opiniones encontradas, pero es parte del quehacer de nuestra institución, y eso nos da una fortaleza tremenda hacia la sociedad.  

En nuestro público –cada vez más educado– tenemos a nuestro gran aliado”, expuso. 

La televisora universitaria evolucionó de diversas maneras en los últimos 15 años, consideró el funcionario. “No podemos dejar de lado que si algo ha cambiado en este periodo es la televisión misma; la tecnología ha hecho que se comporte de otra manera”. 

Por ejemplo, el cine y la televisión ahora se registran con el mismo aparato, cuando antes se necesitaban distintas cámaras. Hoy, ambos se distribuyen y se ven de manera similar, con pantallas que pueden ser desde pequeñas hasta gigantes. 

En ese lapso, además modificó la posibilidad de retroalimentación con los espectadores. “Tenemos una comunicación de ida y vuelta mucho más fluida”. Además, tampoco debemos esperar ciertos horarios para ver lo que deseamos, sino que podemos buscar en cualquier momento o lugar los contenidos que nos interesan. Internet ha sido una revolución para las televisoras y TV UNAM se ha adaptado a eso”, mencionó. 

Tenemos la responsabilidad de salir con gran calidad a través de las transmisiones en vivo a todo el país, y al aprovechar internet podemos llegar a donde sea mediante una computadora. TV UNAM está adaptándose a estos tiempos y compitiendo de manera exitosa, consideró el universitario. 

El canal universitario ofrece contenidos distintos a los que el espectador encuentra en el espectro televisivo de la nación. La prioridad son los jóvenes porque la Universidad está dedicada a su enseñanza, aunque también hay una audiencia tradicional; por ejemplo, los conciertos de la Orquesta Filarmónica de la UNAM tienen un público asiduo y fiel.  

Trujillo señaló que la meta es que los jóvenes sean espectadores críticos, que tengan conciencia de lo que ven frente a la pantalla. En ese sentido, es prioridad en la Universidad vincular la ciencia y el arte, “que no son aspectos separados, sino parte del desarrollo humano y cultural. Tratamos de que eso esté unido, junto con las humanidades”. 

Otra prioridad es incluir temas de género y se discutan problemas como la violencia en este campo. Este tópico, “constantemente lo atendemos”, junto con otros, como el cambio climático, que de manera recurrente se aborda en distintos espacios de la programación. 

Iván Trujillo expuso que el canal también tiene una programación muy atractiva relacionada con el cine. “Tenemos una barra cinematográfica de mucha tradición”. 

El aumento de la audiencia ha sido exponencial, gracias al aprovechamiento de las redes sociales e internet. “Tenemos un canal de Youtube con una cantidad de suscriptores que ya rebasa los 300 mil, y con contenidos que a veces llegan a millones de espectadores”. 

Para celebrar los primeros 15 años al aire de TV UNAM, la televisora transmitirá durante octubre y noviembre programas emblemáticos, interesantes o que tienen reconocimientos internacionales, aunque “la mejor manera de celebrar es continuar al aire, proporcionando materiales de interés y de gozo por la cultura”, remarcó Trujillo. 

Uno de los “platos fuertes” de la celebración es la revisión de la filmografía completa de realizadores de los cuales se conoce poco; uno de ellos es Gonzalo Suárez, cineasta y escritor español, de quien se transmitirán todas sus películas. “Pensamos en buscar materiales que el espectador no encontraría en otro lugar, que no sea nuestra televisora”. 

ALTA DEFINICIÓN

A futuro se tiene el plan de contar con un segmento satelital propio, para la cual se iniciaron las gestiones. TV UNAM tiene una plataforma en alta definición, pero la señal no llega a todo el territorio como debe ser. 

Al respecto, Trujillo explicó que la Dirección General de Televisión Educativa de la SEP envía varias señales simultáneamente, “incluida la nuestra, pero regresa en calidad estándar. Necesitamos nuestro propio sistema y en eso estamos. En los meses próximos seremos capaces de transmitir directamente en alta definición, y con ayuda de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de nuestra Universidad”.  

En cuanto a los contenidos seguirá la política de apertura, de utilizar todo el saber de la Universidad, dar voz a los académicos y estudiantes, involucrar a los jóvenes en la conducción de programas, y hacerlo con equidad de género. La diversidad de temas es tanto como la Universidad misma. 

MÁSD DE LA CELEBRACIÓN

Entre los documentales de TV UNAM premiados que fueron retransmitidos durante este mes octubre como parte de la celebración se encuentran: Entre dos mundos: la historia de Gonzalo Guerrero, de Fernando González Sitges (2012), ganador en el Festival Internacional de Cine Latinoamericano de Trieste, Italia en la categoría Premio Mundo Latino; Maximiliano de México, sueños de poder, de Franz Leopold Schmelzer (2014), ganador del Premio Nacional de Comunicación José Pagés Llergo; El penacho de Moctezuma. Plumaria del México antiguo, de Jaime Kuri (2014), ganador del premio Ariel al Mejor Cortometraje Documental. 

El gran acuífero maya, de Víctor Mariña (2018), ganador de dos premios en el Festival Pantalla de Cristal, en las categorías de Mejor Documental de Ciencia y Mejor Fotografía, así como Spencer Tunick en México, de Javier García Rivera (2007), semifinalista de los Premios Internacionales Emmy, en la categoría de Documental de Arte. 

Para hoy, día del aniversario, los televidentes podrán disfrutar del clásico Pedro y el lobo, un corto animado coproducido por TV UNAM y dirigido por Suzie Templeton, ganador del premio Oscar 2008 en la categoría Mejor Cortometraje de Animación. Se transmitirá a las 18:30 horas. 

Asimismo, se transmitieron las Charlas mexicanas, una serie de cinco programas que realizó José Vasconcelos en 1957, cuando transcurrían sus últimos meses de vida. Ahí analizó, junto con algunos invitados, distintas etapas del pasado nacional y asuntos de la época. También se podrá volver a ver la serie Historia del tequila y su cultura, a partir del 26 de octubre, de lunes a viernes a las 11:30 horas con retransmisión a las 16:00 horas. A ello se sumarán producciones internacionales. 

La programación de TV UNAM se puede seguir por el canal 20.1 de televisión abierta, 20 Izzi y Totalplay, 120 Axtel TV, Dish, Sky y Megacable, y a través de cualquier dispositivo móvil por tv.unam.mx.  

De igual manera, en: TVUNAMoficial, en Facebook; TVUNAMoficial, en Instagram y @tvunam en Twitter. 

UN POCO DE HISTORIA

La historia de TV UNAM se remonta a los años 1952-1954 cuando inició operaciones de manera conjunta con la televisión comercial. 

En aquellos años se utilizó el circuito cerrado para fines didácticos. Se hacían transmisiones desde el Hospital Juárez hasta la entonces Escuela de Medicina, ubicaba en el que fue el Palacio de la Inquisición, en el Centro Histórico. 

Posteriormente comenzaron algunas producciones transmitidas por Telesistema Mexicano, y fue en 1985 cuando la televisora universitaria  se constituyó como una productora. 

A pesar de que fue en la misma década cuando se iniciaron las gestiones y planes orientados a que la Universidad Nacional contara con su propio canal, el proyecto se interrumpió a finales de los años sesenta por falta de apoyo gubernamental. 

Finalmente, en  2005 nació la televisora que, en principio, sólo transmitió por canales de paga y dos años después por la televisión abierta. 

En las páginas de Gaceta UNAM quedó escrita aquella crónica del 24 de octubre de 2005 se asentó: “el Canal Cultural de los Universitarios transmite producciones televisivas de calidad que apuestan por el desarrollo de nuevos lenguajes y formatos audiovisuales. Así, ofrece al televidente una opción atractiva de programación de calidad, tanto en su producción nacional como en aquella proveniente de los principales catálogos de televisión cultural del mundo”. 

Su programación “incluye los temas fundamentales de la cultura y el pensamiento, y todos los géneros en los que se expresa la creación artística”.  Asimismo, ciencia, nuevas tecnologías, información cultural, de las principales actividades de la UNAM; además, la opinión especializada de los universitarios cuenta con grandes espacios. “Su transmisión superará las 16 horas diarias”. 

En TV UNAM “se busca que, mediante la innovación estética de las nuevas propuestas audiovisuales, se propicie un fácil acercamiento al arte y la creación, donde los espacios para los jóvenes tendrán una importancia excepcional.

comentarios

Artículos relacionados