ADRIANA RODRÍGUEZ

En Ciudad de México solo basta dar unos pasos para encontrar establecimientos mercantiles irregulares y puestos informales que ocupan las banquetas y hasta el arroyo vehicular exponiendo a los peatones y provocando un lento avance de los autos sin que se imponga alguna sanción.

En las colonias de Benito Juárez, y en particular en la colonia Nápoles, los ejemplos son elocuentes: antros y puestos callejeros colapsan la circulación vehicular, afectan a peatones y alteran la vida cotidiana de los vecinos. El saldo: una baja en la calidad de vida.

Un bar ubicado en el número 58 de la calle de Kansas abre desde la tarde a pesar de encontrarse a unos metros de una escuela, según comenta Hortencia Cristerna Guzmán, coordinadora de Ampliación Nápoles.

Foto: Especial

“Ellos –los dueños del bar- dicen que no afectan porque abren a la una de la tarde, pero de todas maneras no es todavía la salida de la escuela, además de que es una calle muy pequeña, nada más hay un carril”, dice en entrevista.

Agregó que hay muchas quejas contra el Pep’s Sports Bar & Grill –que así se llama el bar– por parte de otros vecinos que no logran circular de manera fluida al pasar por esta zona.

Además, denunció la presencia de puestos informales instalados debajo de la banqueta, uno de ellos es un comercio de tacos de canasta que se ubica en la esquina de Nebraska y Eugenia, así como una camioneta instalada en la esquina de Nueva York y Georgia.

Los dueños de este puesto ambulante presentaron un permiso otorgado por las autoridades de la demarcación, sin embargo los vecinos afectados cuestionan que dicho permiso avale que se ubiquen den el arroyo.

Ambos puestos, comenta Cristerna, ocupan pleno arroyo vehicular por lo que se hizo con recorrido con la Secretaría de Movilidad para evaluar el tránsito peatonal, ciclista y vehicular el día 3 de diciembre por calles de la colonia Nápoles.

A través de un documento, el director de Control de Estacionamiento de Vía Pública, Luis Gabriel Fagoaga Orezza, expone que considera factible la intervención de las autoridades de la alcaldía “para modificar el comercio informal que se encuentra ocupando un cajón de estacionamiento”, el cual se ubica frente al número 12 de la calle Nebraska.

Lo anterior conforme a lo estipulado en el Reglamento para el Control de Estacionamiento en Vía Pública de la Ciudad de México, Artículo 4, Fracción IV, V y VI, publicado el 2 de agosto de 2017.

En el documento se constata que diferentes comercios informales en la zona se encuentran operando en la vialidad, ocasionando afectación vial en los radios de giro para la circulación vehicular.

Por otra parte, la Ley de Cultura Cívica indica en su Artículo 26 que colocar en la acera o en el arroyo vehicular, enseres o cualquier elemento propio de un establecimiento mercantil, sin la autorización correspondiente, amerita una sanción de 21 a 30 UMA  o con arresto de 25 a 36 horas.

En cuanto al Reglamento de Tránsito, éste indica que los conductores tanto de vehículos públicos como privados están obligados a garantizar la seguridad de los peatones mediante la prioridad de uso del arroyo vehicular por cuestiones de obstrucción.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts