Ciudad de México, octubre 20, 2020 03:59
Libre en el Sur

Acusan que Romero maltrata a coordinadora vecinal y usa jornada delegacional en Del Valle para apuntalar a su partido

Tras los escándalos en que se han visto envueltos los dos últimos meses funcionarios de la Delegación Benito Juárez, Karina Aguilar, coordinadora interna del Comité Ciudadano Del Valle 4, acusó que ahora el delegado Jorge Romero Herrera pretendió humillarla y amedrentarla cuando ella le reclamó el uso político de una jornada delegacional en su colonia, el pasado viernes 29 de agosto.

“No hagas esto porque la que va a quedar mal eres tú”, le advirtió el delegado panista de acuerdo con la versión de la propia coordinadora, mientras ell exhibía el engaño del delegado, que se apareció sin previo aviso en un acto provisto de lona, sillas y letreros propagandísticos de “soluciones”. A Karina no se le notificó que iría el delegado, lo que es indebido en tratándose de la representante oficial –y electa— de esa colonia. El hecho hace evidente el temor del jefe delegacional panista a recibir críticas en público.

Dada la presencia de diputados locales del PAN en esos supuestos eventos “de gobierno”, la líder vecinal estima que la intención de Romero es reposicionar al albiazul entre los vecinos, tras la estrepitosa caída de ese partido que ya se marca en las encuestas. “¡Ah, tú siempre, Karina!, se burló Romero al recibirla en “la mesa de atención” ubicada bajo la lona, después de que personal de Participación Ciudadana fracasó en su intento de no permitirle que se acercara al delegado.

Lo curioso es que el mismo Romero Herrera terminó con la tradición de los “miércoles ciudadanos” que tenían un formato “de cara al ciudadano”. Karina revela que Federico Chávez, de Participación Ciudadana, le aseguró que ellos no sabían que iba a llegar el delegado, que eso no estaba planeado, que perdón… “Es imposible que ustedes no supieran”, respondió ella.

Frente a Romero, Karina Aguilar le reclamó que cómo era posible que se apareciera “de sorpresa”, ahora para hacer propaganda política, cuando tiene en el abandono a la colonia, en particular ante el florecimiento del ambulantaje en las inmediaciones de la avenida División del Norte. “Yo no tengo por qué pedirte permiso”, espetó Romero con uno de sus habituales exabruptos. “¿Es todo lo que tienes que decir? Bueno, el que sigue…”.

comentarios

Artículos relacionados