Ciudad de México, diciembre 1, 2020 06:35
Libre en el Sur

Ahora resulta que delegado Romero sólo clausurará 18 obras irregulares de las 209 que prometió; de las suspendidas, 17 ya están reabiertas

En una conferencia de prensa de la que excluyó a Libre en el Sur, el jefe delegacional Jorge Romero anunció que clausurará únicamente 18 obras irregulares en la demarcación, pero resulta que el 21 de febrero pasado se comprometió a demoler 209 construcciones de ese tipo, a las que previamente les revocaría su manifestación de construcción.

Mientras tanto, afuera de la sede delegacional un grupo de vecinos de San Simón Ticumac protestaban por la falta de contundencia del mismo Romero frente a los empresarios inmobiliarios. A decir de Jesús Grande, uno de los principales activistas del movimiento contra obras ilegales, personal de la Delegación los agredió mientras desplegaban sus mantas al final de la conferencia, por lo que se presentaron denuncias ante el Ministerio Público.

Grande denunció además que él y sus acompañantes estuvieron a punto de ser arrollados por la camioneta negra en que Romero se retiró rápidamente del edificio ubicado en la colonia Santa Cruz Atoyac. “El delegado bajó el vidrio para burlarse de nosotros”, acusó el vecino.

Obras irregulares emblemáticas como las que se encuentran en Insurgentes Mixcoac, Xoco, Nochebuena y Tlacoquemécatl, ni siquiera han sido suspendidas. En cambio, 17 obras suspendidas han sido reabiertas –según el reconocimiento de Romero– , dado que “ya subsanaron las irregularidades”.

Resulta curioso que, según lo consignado por el diario Reforma, las obras serán clausuradas por motivos diferentes a la violación del uso del suelo, que es lo que realmente ha desatado las protestas vecinales de los últimos días. En los casos en que el Trbunal de lo Contenciso Administrativo dé la razón a la Delegación –y sólo en esos casos– dichas obras podrían ser demolidas.

La Delegación ha perdido diversos juicios ante ese Tribunal, como en los casos de la colonia Extremadura Insurgentes, y no se sabe de alguna obra que haya sido demolida durante las gestiones de los panistas Germán de la Garza, Mario Alberto Palacios y Jorge Romero.

De acuerdo con Reforma, el delegado explicó en la conferencia que de las 50 construcciones que fueron suspendidas en semanas previas –y que debieran ser ya cuando menos 160, según el compromiso del delegado de “clausirar” tres cada día–, 15 se encuentran en trámite de subsanar inconsistencias, 17 se han regularizado y 18 son las que no pudieron comprobar su legalidad.

“Instruyo para efectos inmediatos de la Dirección General de Jurídico y de Gobierno que en estas 18 obras sea definitiva la revocación de su manifestación, teniendo como consecuencia automática la clausura definitiva y la demolición de estas obras”, dijo Romero. (En la foto, carteles colocados en las puertas de la sede delegacional, el martes 9 pasado).

comentarios

Artículos relacionados