Ciudad de México, agosto 16, 2022 20:03
Revista Digital Julio 2022

Hay en la colonia Del Valle… ¡un árbol amparado!

Logra vecina de Actipan –en la parte más sureña de la colonia Del Valle– lo que parecía imposible: proteger legalmente a un fresno vigoroso de poda inmoderada o derribo

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Ana Cecilia Terrazas, una vecina, comunicóloga de profesión, que lleva años viviendo en un departamento de la calle Rodríguez Saro, en la colonia Actipan, logró lo que parece un milagro frente a la depredación de árboles ocurrida en territorio de Benito Juárez desde hace dos décadas.

Valiéndose de la Ley de Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico de Ciudad de México, que así se llamaba entonces, Terrazas –también colaboradora de Libre en el Sur en la columna Dar la Vuelta— logró tirar hace 11 años el argumento de que un fresno vigoroso y añoso ubicado a la entrada de su domicilio fuese removido porque supuestamente sus raíces dañaban un registro de drenaje.

Tras un revoloteo de trámites ante PAOT y la autoridad municipal, ella venció con el argumento de que el árbol representaba un patrimonio urbanístico y en cambio el registro solo era una coladera.

Así que el registro de drenaje fue removido y el árbol quedó resguardado el 8 de septiembre del 2010, bajo la Norma Ambiental NADF-001-RNAT-2006, a través del documento DGSU/DSMU/C0/734/10.

Uno de esos casos que casi solo se ven en lugares como Vancouver, donde el equipamiento urbano se adapta a la naturaleza y no al revés. El árbol sobrepasa hoy mismo los cuatro pisos del edificio y sus ramas serpentean la terraza de la azotea.

Con el argumento de Ana Cecilia Terrazas –y la decisión y aprecio de los funcionarios públicos por el medio ambiente– se habrían podido salvar cientos de árboles considerados patrimonio de la ciudad, por su valor identitario y su importancia ambiental.     

comentarios

Artículos relacionadas