Ciudad de México, octubre 20, 2020 03:55
Libre en el Sur

Cumple una semana campamento de vecinos contra el túnel de Mixcoac; 'no nos retiraremos hasta que haya consulta', advierten

A una semana de que la secretaria de Gobierno del Distrito Federal, Patricia Mercado, se reunió con integrantes del movimiento de vecinos en contra del deprimido Río Mixcoac, los vecinos aún no han recibido respuesta alguna con relación al documento de peticiones que se el entregó a la funcionaria, entre las que está cancelar la obra para dar lugar a alternativas que incentiven el transporte público y así evitar la tala de más de 600 árboles.
Ante esta situación, Francisco Rodríguez, integrante del movimiento, aseguró que los inconformes no se retirarán del plantón pacífico y civil –como lo denominaron– hasta que se detenga la obra. Por lo pronto los vecinos han logrado su objetivo, al posponer ya por ocho días el arranque de la construcción del túnel, a la altura de la calle de Moras.
El objetivo del campamento, ubicado en el camellón de Río Micoac, entre máquinas pesadas, por ahora sin funcionar, y que es resguardado día y noche, frenar la imposición del gobierno en su pretensión de imponer una obra de tal magnitud e impacto sin consultar a los ciudadanos, y con ello impedir un ecocidio. Además, acusan que el GDF no ha informado sobre los riesgos y daños.
“El proyecto actual no lo conocemos, nos dieron información incompleta”, acusó Rodríguez. “Nosotros nunca hemos estado de acuerdo ni con el proyecto original ni con las alternativas que propuso el Gobierno. No se trata de un proyecto viable, ni como está ni con alguna alternativa. No funciona”.
El activista añadió que la opción que el movimiento planteó a las autoridades es una estrategia integral de movilidad que esté fundamentada sobre todo en un transporte público más limpio, más eficiente, económico y digno.
Por otra parte, mencionó su preocupación en que el proyecto siga en marcha, debido a que una gran cantidad de los vecinos que se verían afectados con dicha obra, no han tenido la valuación de sus propiedades y mucho menos se les ha entregado el seguro correspondiente. Por tal motivo, la petición por parte del grupo es no arrancar el proyecto hasta que todos los vecinos tengan su seguro.
Los participantes del movimiento hicieron un llamado a la ciudadanía a sumarse, pues la construcción del deprimido Río Mixcoac es un problema colectivo que afecta más allá de las colonias de alrededor. (Mariana Malagón)

comentarios

Artículos relacionados