Ciudad de México, junio 18, 2024 03:44
Dar la Vuelta Opinión

DAR LA VUELTA / El Sr. Diputado

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

Recordemos que la explosión de construcciones en nuestra demarcación es consecuencia directa del “Bando 2” que propició el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, hoy cabeza del Ejecutivo federal.

POR DIEGO A. LAGUNILLA

Cuando frené en uno de los semáforos de nuestra querida alcaldía, me vi rodeado por varios jóvenes que portaban una manta con la fotografía del diputado “federal” en turno del distrito juarense número 15. Los muchachos anunciaban el “informe de actividades” del, hasta ese momento desconocido para mí, Sr. Luis Mendoza.

Al llegar a la casa y por más que lo busqué en internet no encontré el esperado y supuesto documento, quisiera pensar que esto obedeció a una distracción de su equipo de trabajo y no a algo previamente armado, como sería distribuirlo en corto a los cuates, darlo a quien convenga o simplemente no hacerlo porque no existe como tal, en un simple por complejo acto de simulación.

De ser así, se sumaría como otro ejemplo de nuestra psicótica realidad nacional, donde la clase política se distingue por una nula rendición de cuentas, donde lo que importa es armar una representación en la que hacen como que “trabajan” para dar supuestos “resultados” que benefician a “todos”. Cuando lo que ocurre es lo opuesto, mantener los privilegios, cuidarse las espaldas y hacerse de un patrimonio para no volver a “trabajar” en la vida, eso sí siempre atados de una u otra forma al poder.

Si algún día tenemos suerte y aparece el susodicho texto, esperaría encontrarme con un reporte sustentado en números (auditados), con gráficas comparativas, acompañado por una narrativa sobria, directa y sin hundimientos “en lo común”, pero ante el panorama presente lo veo poco probable.

Lo que si hallé fue a gente “pesada” del nuevo “panismo” –Luis Mendoza Acevedo (@luismendozabj) • Fotos y videos de Instagram– mandando mensajes de apoyo al mencionado, lo que haría sospechar que lo están arropando por aquello del proceso legal en curso, cabe señalar que nuestro otro representante, el local, de la Asamblea y también ex­ delegado está en la cárcel tratando de explicar sus tropelías y complicidades inmobiliarias.

Es evidente que se busca reparar y preparar la imagen del legislador para “lo que sigue”, como sería volver al cuerpo administrativo de la alcaldía, porque de acuerdo con lo que reporta y sin reconocerlo expresamente formó parte del equipo ligado directamente con el “grupo Ocean”, donde incluso destaca como indiciado su propio hermano, o en su defecto se persigue, intuyo, que regrese a la Asamblea de Representantes, en honor a la mejor tradición de chapulín.

Me entero por la prensa que fue el representante popular “más votado” en las elecciones federales de 2018, supongo más por el miedo de los vecinos de caer en las huestes de la cada vez más ridícula “puesta en escena” de nuestro Macbeth que, por lo contrario, a un sincero conocimiento de causa de los planes y programas del legislador en cuestión.

En su canal de la plataforma “youtube” –Luis Mendoza Acevedo – YouTube– aparecen muchos cortos en dónde sin negar la “cruz de su parroquia” como político “profesional” que es, hay mucha alocución con poca sustancia, es decir un perpetuo “bla, bla, bla”.

Al buscar datos duros sobre su gestión, me topé con la página web de la Cámara de Diputados -LXV legislatura-, y ahí me entero de que forma parte de las comisiones de Radio y Televisión, Protección Civil y Defensa Nacional, sin aclarar el porqué de ello, como también que es miembro de los grupos de amistad con Cuba ¿sabrán los del PAN?, con Estados Unidos y con Hungría ¿querrá visitar el río Danubio? ¿conocer al sátrapa de Viktor Orbán? ¿será su referente? Miedo me da.

También me entero de que, en el último trimestre, don Luis acudió en el mes de febrero solo siete veces a la Cámara, ninguna en marzo ni abril. En noviembre del 2022 fue en seis ocasiones, cuatro en octubre y once en septiembre (¡se debe haber cansado!). Cifras que sin embargo no corresponden con el número de sus votaciones, ¿cómo pudo si no fue? ¿alguien lo puede explicar? ¿todas se realizaron exactamente en esos días? ¿o quizá lo hizo por vía remota? ¿el mismo?

De acuerdo con los registros de este año, Mendoza Acevedo se abstuvo dos veces, en 103 ocasiones votó a favor de las iniciativas y 23 en contra. Tres quedaron bajo el título de “ausente”, en una, curiosamente, sobre la Ley de Vivienda.

Buscando mayor claridad me encontré con datos, tristemente atrasados, del llamado –Buro Parlamentario– (pero que dan sensibilidad y ayudan a dar sentido) donde indican que el índice de “involucramiento parlamentario” del diputado, aquel que evalúa el desempeño en función de “a) la relevancia, cantidad, avance de sus proyectos; y b) su asistencia efectiva a sesiones del pleno” se ubicaría en un 49 por ciento vs. el promedio general, esto es a la mitad de lo “esperado”, pobre desempeño, por no decir otra cosa. Y ¡oh sorpresa! dicho portal destaca que “tras manifestar su voto en 604 ocasiones” su postura fue muy similar a la ¡del gobierno!, representado, como sabemos, por Morena, ¡valga la paradoja! Para muestra, de los cinco legisladores que cumplieron a cabalidad con su trabajo, Jalisco tiene tres, Tamaulipas y Puebla uno respectivamente. Nuestra ciudad cero.

También encontramos que el “porcentaje de bateo” del Sr. Mendoza es malo, por no decir pésimo; de las iniciativas presentadas por él desde 2018 -12 según veo-, ninguna ha prosperado exitosamente. Quedaron sin pena ni gloria en el registro, bajo el título de “pendientes”.

¿Qué agregar sobre ello? Es simple, ¿queremos seguir como Juarenses en manos de sinvergüenzas? ¿viejos o nuevos? O buscar/generar alternativas que eviten caer en lo mismo, ya sea como comparsas del narcisista de Palacio o del cártel actual, supuesta “oposición”.

Recordemos que la explosión de construcciones en nuestra demarcación es consecuencia directa del “bando 2” que propició el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, hoy cabeza del Ejecutivo federal, la liga es clara y evidente.

No dejo de pensar en nuestro gran Jesús Martínez “Palillo” y su claridosa alocución en torno a los “pulpos chupeteadores, explotadores, farsantes, gaznápiros y esdrújulos”, ¡huyamos de ellos! ¡no los sigamos alimentando! ¡Por favor!

Como dice el Gran Silencio: “Ya nada más falta que venga el presidente y desde la mismísima Cámara de Diputados diga: Honorable Congreso de la Unión… Sálvese quien pueda”

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas